logo dsf
Que electroestimulador comprar

Categorías de productos

Cómo germinar semillas para sacar su máximo potencial nutricional

img-10

En el artículo anterior hemos visto que una semilla germinada puede multiplicar X10 todos los beneficios que nos aporta una semilla sin germinar.

En este artículo vamos a aprender cómo hacer germinar de manera sencilla las semillas en tu casa para que las puedas comer y recibir todos los beneficios que aportan a tu organismo.

Para comenzar, cogeremos dos de las que a mí más me gustan y que están al alcance de todos, pipas de girasol y lentejas. Tienen un germinado fácil y rápido y su sabor es agradable.

Vamos a necesitar 1 frasco grandecito de vidrio para hacer germinar nuestras semillas. En este caso yo he cogido pipas de girasol.

img-11

En el frasco vamos a poner un puñado de pipas. Si quieres hacer germinar cualquier otro grano o semilla de los que hemos visto en el artículo anterior, perfecto. No eches muchas porque recuerda que luego se tienen que hacer grandes. Si han de competir por el espacio… no nos va a quedar tan bien como nos gustaría. Así y todo, con la práctica irás viendo cuál es la cantidad correcta de semilla que tienes que poner a germinar.

IMPORTANTE que la semilla esté todavía viva. Que no esté tostada ni haya sido congelada.

Una vez tenemos las semillas en el frasco, echamos agua hasta cubrirlas por completo y la dejamos reposar 12 horas.
Si el agua es depurada, mucho mejor todavía. Cuanto menos contaminantes tenga el agua, mejor te van a salir los germinados.

Si el bote tiene tapón hermético, no lo cierres. Tiene que entrar el oxígeno en el. Usa una gasa con una goma alrededor para taparlo. Coloca el bote en un lugar oscuro y que esté calentito.

Una vez hayan pasado 12 horas, quita el agua. Vuelve a enjuagar las semillas con agua limpia y tras un par de minutos con el nuevo agua, escúrrelas bien para quitar todo el exceso de agua.

Quitado el exceso de agua, coloca el bote en posición horizontal para que las semillas tengan el máximo espacio posible entre ellas. Reparte las semillas a lo largo del recipiente y déjalo en ese lugar calentito y oscuro de antes y tapado con la gasa.

Durante 3 días, cada 12 horas vuelve a enjuagar las semillas, vuelves a quitar el agua y lo dejas de nuevo en posición horizontal y con las semillas repartidas, en el lugar oscuro y calentito del principio.

Pasado 4-5 días, los brotes comienzan a salir.

img-12Para mantener la humedad, les echo agua de vez en cuando con un pulverizador. De esta manera están húmedos los brotes y el proceso de germinación continua avanzando, pero con enjuagarlos una vez al día, es suficiente.

Una vez han germinado, los brotes los coloco cerca de una ventana la mitad del día para que les den la luz indirecta. De esta manera los brotes se ponen verdes y se llenan de clorofila. Entre otras cosas consigo así aumentar también la vitamina C.

Tanto la vitamina C como la clorofila activan mis defensas cuando entran en mi cuerpo y favorecen mi rendimiento muscular y deportivo.

Una vez han germinado, los guardo en otro bote. Los escurro bien para quitar el exceso de agua y los entro en la nevera. Me vienen durando como mucho una semana.

¿Y cómo se comen estas semillas germinadas?

No es necesario cocer estas semillas germinadas ni tienes que guisarlas. Se pueden comer directamente tal y como están.
Durante la semana voy comiéndolos en ensaladas, acompañando alguna sopa o como complementos a las tortillas. Incluso de vez en cuando, echadas a algún yogur.

Como ves, es una manera sencilla de nutrir tu cuerpo con un alimento rico en vitaminas, proteínas, enzimas y minerales. No es muy complicado de hacer y todos tenemos a mano la posibilidad de comprar pipas de girasol crudas o lentejas de calidad, pero recuerda que se puede hacer con multitud de semillas como alfalfa, garbanzo, judías, brócoli…

Sé feliz y nutre tu cuerpo con alimentos de calidad.
Pedro García.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hormona del crecimiento y masa muscular. Cocktel para crear hormona del crecimiento. Fuente imagen sxc.hu
Aeróbico

Qué comer tras realizar ejercicios de fuerza y no engordar

Cuando hacemos ejercicios de fuerza a la intensidad adecuada, estamos rompiendo fibras musculares que tendremos que regenerar para que nuestros músculos crezcan y se adapten al trabajo con éxito. El nutriente encargado de esa reparación es la proteína. Esta es como si fuera, por llamarlo de alguna manera “los ladrillos del músculo” es decir, por poner un ejemplo, si quieres construir una casa y no tienes ladrillos, por muchos albañiles que lleves no podrán hacer nada al no tener esos ladrillos para construir. La proteína es el material del que se construye el músculo.

Toma proteína para recuperar después de tus ejercicios de fuerza

Leer más »
Estando costipado no hagas deporte fuerte. mira este artículo en deporte y salud fisica. Fuente imagen www.sxc.hu
Salud Fisica

Estoy constipado. ¿Puedo hacer deporte? Te cuento un truco.

Si eres de los que piensas que por quedarte un día en casa sin hacer ejercicio vas a perder tu estado de forma, te equivocas. El cuerpo sufre más cuando haces ejercicio estando enfermo. Ten en cuenta que está luchando para restituir el orden y el bienestar, está utilizando todas las defensas para que vuelva la salud física. Si encima haces ejercicio, tu organismo tendrá que trabajar más de el doble para, primero recuperarse del constipado o influenza, y segundo para recuperarte del esfuerzo.

Leer más »
Ejercicios hipopresivos
Hipopresivos

Los ejercicios hipopresivos. ¿Qué son y para qué sirven?

Llevo algún tiempo desde el foro recomendando a algunas personas que comiencen con ejercicios Hipopresivos, especialmente a chicas que acaban de tener un bebe y desean recuperar su figura. Hoy os traigo un artículo de la mano de Piti Pinsach, en el que os explico qué son los ejercicios Hipopresivos y qué tipo de beneficio pueden aportaros a vuestra salud.

Leer más »
Ciclista con 70 años. Joan Babot
Bicicleta

Mejorar físicamente con Electroestimulación por encima de los 60 años. ¿Es posible?

Hay una leyenda urbana que dice que las personas, a medida que vamos siendo mayores, vamos perdiendo masa muscular. Reza la leyenda que para que esto ocurra, es necesario tener una vida sedentaria, pasar muchas horas viendo la tele, no hacer apenas deporte … en definitiva, no mover mucho el cuerpo y haber perdido la ilusión por conseguir metas.

Algunas personas no han escuchado nunca de esa leyenda urbana y por el contrario siguen haciendo ejercicio físico, se marcan cada año nuevos retos y eliminan todos los límites mentales que a esa edad una persona pueda crearse.

Este es el caso de Joan Babot, un chaval de casi 70 años que comenzó a entrenar conmigo hace un año y nunca, nunca, nunca, ha perdido la ilusión. Tanto es así que por ejemplo, en una de las carreras que ha realizado este año ha conseguido rebajar su mejor marca en casi media hora.

Te dejo con el relato de su historia contado por el mismo.

Leer más »
Abrir chat
1
¡¡¡Hola!!!
¿Estás buscando algún producto?
¿Quieres que te ayude?