Descanso y ronquidos

Sobre descanso y los ronquidos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+5Pin on Pinterest1Share on LinkedIn1

Todo el mundo estará de acuerdo conmigo al afirmar que uno de los secretos de una vida placentera, sana y feliz se encuentra en nuestro descanso. No hay deseos que se repitan y celebren más que la famosa expresión “buenas noches”. Sin embargo para muchas personas esta expresión solo se queda en una vana ilusión debido a uno de los problemas más mundanos y muy a menudo llevados a la comedia. Me refiero a los ronquidos, un tema que resulta interesante conocer y controlar para poder llegar a ese deseado sueño profundo.

 

Cuando dormir se convierte en una obligación

Y es que el tema del descanso correcto es algo que nos debemos tomar muy en serio ya que además de los consabidos problemas de estrés, cansancio e hipertensión, dormir o descansar mal provoca problemas de visión así como gástricos. Este problema a la hora de dormir tiene también consecuencias en nuestro comportamiento social. Y para ejemplificar esto  basta con un curioso estudio americano que concluía con que las personas que no prestan atención a su descanso, tienden a comportamientos narcisistas y egoístas.  Todo esto sin mencionar el escabroso tema de las muertes prematuras ocasionadas por el mal de la apnea del sueño o los accidentes de tráfico fruto del estado de somnolencia diurna al que están sometidos las personas que padecen de ronquidos.

Todos conocemos los factores para descansar correctamente como son las famosas 8 horas, la buena aclimatación del dormitorio, una temperatura agradable, la higiene y sobre todo el ejercicio físico y la dieta, reduciendo las comidas pesadas y la ingesta de alcohol o tabaco. Según los especialistas el ejercicio físico, en concreto el aeróbico, es considerado como el mejor remedio para el insomnio.

 

España es un país de roncadores

Sin embargo, hay factores que escapan a nuestro control y con esto me refiero a un problema que sufre un 30% de la sociedad española. En efecto me refiero el tema de los ronquidos y es que al parecer somos uno de los países con mayor tasa de ronquidos de Europa con 1 persona que padece de ronquidos por cada 7. Y esto sin contar a las personas que lo sufren en segunda persona… Lamentablemente una persona que ronca difícilmente podrá alcanzar un descanso pleno por lo que siempre tendrá síntomas de fatiga y agotamiento en su vida cotidiana, así como bajo el rendimiento en su trabajo.

Los ronquidos tienen muchas causas, las más comunes son la relajación total del velo del paladar, en parte debido a hábitos poco sanos como mala alimentación, el tabaco o  el alcohol, que provoca vibraciones cuando entra en contacto con el aire que respiramos. Otra causa es la temida apnea del sueño, una enfermedad que puede dejar graves secuelas como es la impotencia, falta de memoria, migraña o sobrepeso así como favorecer las enfermedades cardiovasculares.

 

Hazlo por ti y por tu pareja

Desde que el mundo es mundo, el hombre ha tratado de luchar con estos molestos ruidos recurriendo desde remedios caseros con ungüentos de de hierbas hasta las famosas tiras nasales propias de los deportistas pasando por operaciones en los casos más graves. Hoy en día se están poniendo de moda las membranas antironquidos así como la cirugía láser, sin embargo siempre es recomendable consultar con un especialista que diagnostique las posibles causas y sobre todo descarte el problema de la apnea del sueño.

Dejar de roncar se está convirtiendo en una obligación en un mundo en el que cada vez más personas viven estresadas y faltas de sueño.  Y es que si ya nuestra cultura laboral y social nos está provocando hábitos de vida cuanto menos poco saludables, aun esta en nuestra mano erradicar vicios en el funcionamiento de nuestro cuerpo. Nunca es tarde para empezar a mirar por nuestra salud física y especialmente por la de nuestras parejas.

 

Antonio Molina Cubero, Autor invitado

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+5Pin on Pinterest1Share on LinkedIn1

Pedro García

Comencé a realizar deporte en 1985 en el colegio. Futbol, Baloncesto y Balonmano y Voleibol los practicaba asiduamente. En 1988 mis padres me regalaron una bicicleta y comecé una apasionante andadura que me llevó a representar a España en distintas paralimpiadas (Barcelona 92 y Atlanta 96) campeonatos del mundo, campeonatos de europa y distintos eventos dentro del grupo de tandems de la ONCE. Mi función era piloto de tandem. También corría a título indidual en distintas pruebas a nivel nacional. Con el paso del tiempo me ha gustado y apasionado el deporte y lo relacionado con el aumento de forma y rendimiento, llegando a un profundo conocimiento de los electroestimuladores y la nutrición aplicada a aumentar el rendimiento, la fuerza y la resistencia. Y para compartir mis conocimientos, decidí crear este blog. Espero que os guste y sobre todo que os ayude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *