Entrenamiento con potenciómetro; cuando las series no salen

entrenamiento ciclismo por watios

Con la llegada de los potenciómetros y las nuevas tecnologías a nuestras vidas, tenemos más facilidad para medirlo todo.

Ya no sirve solamente con el dato de la velocidad a la que hayas subido una rampa.

  • Puede soplar el aire a favor (un vendaval).
  • O puedes ir a rebufo de alguien y aprovecharte de su fuerza.
  • O es posible que incluso se haga trampa para ser el primero en el Strava. Todo es posible.

La verdad es que todos sabemos que la velocidad es un factor relativo a la hora de hacer un entrenamiento de calidad.

Ahora se mide también la cadencia, la potencia, el pulso, la fuerza de cada pedalada…

Por un lado está genial la posibilidad de medir todos los esfuerzos, desde la intensidad hasta la forma de entregar la potencia (cadencia, potencia normalizada, potencia máxima, pulso…)

Pero hay un mal que cada vez afecta más al ciclista aficionado.

Yo lo llamo “el mal del potenciómetro”

Entrenamiento con potenciómetro; cuando las series no salen

Este mal se caracteriza por tener al potenciómetro como un Dios y estos son algunos de sus síntomas:

  • Ciclistas que se enfadan cuando algún compañero les da un relevo (porque bajan los watios)
  • O pasan por los pueblos y ciudades y no bajan el ritmo, incluso no respetan las señales de tráfico (es que se me cae la media)
  • Cuando hay un pinchazo, no son capaces de parar a echar una mano al compañero y van hacia delante y hacia atrás hasta que el pinchazo ha sido arreglado.

En definitiva, que están obsesionados con los watios y sea como sea, tiene que salir el número que ellos tienen previsto o que su trainer les ha puesto como objetivo.

Tranquilo hombre, relájate y respira… que la vida no es solo entrenar con watios.

La única manera de mejorar es tratar de encontrar la mejor versión de ti mismo, pero siempre usando el sentido común.

Aunque tanta obsesión por el entrenamiento se puede convertir en una herramienta de doble filo, una herramienta que te haga daño.

Cuando entrenar por watios se convierte en una obsesión

Si entrenas a diario con watios y eres competitiv@, pueden ocurrir dos cosas.

Que te salgan los watios, o que no te salgan los watios.

Cuando el entrenamiento con watios sale

Si el entrenamiento con watios te sale… amig@ mío, estás de enhorabuena.

Estás haciendo bien las cosas.

Entrenas, recuperas, vuelves a entrenar, vuelves a asimilar entrenamiento, haces el test de los 20 minutos y te das cuenta de que has subido 5 watios y has bajado 2 pulsaciones de media…

Va todo genial. ¡¡¡Felicidades!!!

En el grupo ya te miran de otra manera porque aguantas hasta el final en los momentos duros y no te quedas…

¡¡¡Qué bueno cuando va todo bien!!!

5Entrenamiento ciclista para marchas quebrantahueso, soplao, perico delgado. En deporte y salud física. Fuente imagen www.sxc.hu

Pero… qué ocurre cuando el entrenamiento con watios no sale

Ufff… esto es lo peor que le puede pasar a un ciclista obsesionado con los watios.

Sales a entrenar y ya notas que tienes malas sensaciones.
Te tocan series en Z4, Z5 y Z6 y ves que cuando estás calentando, te cuesta la misma vida dar pedales.

Comienzas las series… y es imposible. Tu cuerpo no responde.

Entonces llega la oscuridad a tu cabeza y comienzas a fustigarte:

  • Vaya entrenamiento más malo que he hecho…
  • No soy capaz de mover estos watios…
  • ¿Estaré entrenando mal y me estaré pasando?
  • Si es que cada vez voy peor…

Y si todo se queda ahí… bueno… pero hay muchos ciclistas que cuando tienen un disgusto se refugian en la comida.

Ese día no han entrenado bien y además, han comido mal.

Entrenamiento nefasto, día perdido

Y es que nosotros no somos profesionales.

Somos aficionados a la bicicleta que tenemos el ciclismo como una parte importante (pero no única) de nuestra vida, que nos ayuda a desconectar.

Y esa parte de nuestra vida es eso, una parte.

Pero hay más partes de tu vida que influyen en el rendimiento sobre la bici.

Debes de tener también en cuenta cómo son las otras partes de tu vida:

  • Si llevas una semana muy dura en el trabajo.
  • si has dormido poco.
  • si tienes mucho estrés o alguna preocupación en tu cabeza.
  • si llevas un periodo largo comiendo mal porque apenas te da tiempo a comer por el trabajo que tienes.
  • si tienes niños pequeños que te despiertan continuamente por la noche.
  • algún familiar enfermo y debes de ir a cuidarlo alguna noche…

Todos estos factores hacen que tu cuerpo no pueda rendir a tope.

Si no tomas en cuenta estos detalles de tu vida… no vas a poder sacar la mejor versión de ti mism@.

Por ejemplo si tratas de entrenar muy fuerte y no regulas tu entrenamiento durante un periodo de estrés o de poco sueño, o simplemente un día que no te encuentres bien por el motivo que sea, vas a tener un problema porque los watios, no van a salir.

Y si estás obsesionado con el entrenamiento… eso es lo peor que te puede ocurrir, que no te salgan los watios.

Conócete, acéptate, supérate.

Ya sabes que esa es una de mis frases favoritas. Es de San Agustín.

En primer lugar debes de tener en cuenta que no todos los días puedes estar igual.

Unos días estarás más pletóric@, otros más enérgic@, algunos muy cansad@, otros apátic@…

Pues bien, siguiendo los consejos de San Agustín, primero debes de conocerte.

Conócete

Eso implica llevar un control de tu pulso matutino, observar qué sensaciones tiene tu cuerpo los días buenos, los días regulares y los días malos.

Cuando tienes mucha hambre, saber si es porque tienes un mal día o porque posiblemente estés a punto de enfermar con un resfriado, si es porque la noche anterior cenaste poco o si es porque va a cambiar el tiempo.

Si estás apátic@ debes de conocer si es porque estás sobreentrenad@ o si es porque el tiempo va a cambiar y te afecta, o saber si es porque llevas un largo periodo de mucho estrés en el trabajo y duermes poco.

Todos estos detalles tienes que controlarlos. Conócete.

Acéptate

Si ya sabes cómo eres, a ciertas edades luchar contra esto es batalla perdida…

  • Tienes que aceptar que nunca vas a mover 400 watios a 20 minutos.
  • Tienes que aceptar que en algunas épocas del año, tienes más estrés y no puedes estar a tope.
  • Tienes que aceptar que el tiempo te afecta y que en periodo de alergia o con mucho calor o frío, tu cuerpo no puede rendir a tope.

Cuanto antes lo aceptes, menos sufrimiento tendrás.

La aceptación de uno mismo lleva a la paz interior.

Y por último, supérate

Seguramente no muevas esos 400 watios a 20 minutos, pero el año pasado moviste 275. Si este año llegas a 280… será una gran mejora conseguida.

Si sabes que en verano no puedes ir bien por el calor, busca la manera de poder hacer los mejores entrenamientos en esas condiciones desfavorables para ti; series a intensidad media, series cortas, salir a última o a primerísima hora del día…

Si estás pasando por un periodo de alergia, sal a pasear hasta que pase todo y tu cuerpo te permita hacer series a alta intensidad. No agredas a tu cuerpo cuando no vas bien.

Revelarte contra estas circunstancias y cabrearte… te aseguro que no te llevará a ninguna parte.

Un ejemplo de entrenamiento cuando las series por watios no salen

Aquí te dejo un comentario de un deportista al que le echo una mano con sus entrenamientos.
Te darás cuenta de cómo un entrenamiento que pintaba mal, al final se aprovechó al máximo.

Ayer sesión de series de 4x(3′ 250w + 2′ 285w) con descanso de 4′,
Tuve que abortar tras la mitad de la segunda serie porque era imposible.
La primera serie la hice correctamente, incluso un poco por encima del rango que me marcaste(259, 291) pero llevaba unas sensaciones malísimas. Estaba muy extraño.
En la segunda serie se confirmó que no iba bien y decidí parar.
Después de 5 minutos rodando suave, me puse a 215w en el llano y en la subida a 280w.
Me salió un TSS chulo, por encima de 145, que no está nada mal teniendo en cuenta que era ya un entrenamiento perdido.

Analizando los datos del potenciómetro

Lo bueno del potenciómetro es que puedes analizar los datos y averiguar cuál puede ser el motivo que te ha impedido hacer un entrenamiento de calidad.

Pudimos comprobar que este deportista tenía en las series el pulso desplomado respecto a la semana anterior (tanto el pulso medio como el máximo) y los datos del pulso matutino estaban también fuera de rango normal.

Había un claro indicador de fatiga

Después de un rato de charla, me confirmó que el día en el curro había sido horrible. Mucho… demasiado estrés, pero que llevaba una semana muy complicada por el cierre del mes.

La fatiga mental le bloqueó, pero aprovechó el entreno y sacó la mejor versión de sí mismo en ese momento.

Para eso es para lo que tienes que tener los watios.

No para obsesionarte con los números, sino para sacar la mejor versión de ti mismo en cada momento.

Si las series no salen, no te bloquees, ni te frustres, ni te disgustes. Busca el mejor entrenamiento que puedas hacer en ese momento.

Pero para ello, debes de conocerte, aceptarte, y estar dispuesto a superarte.

Sé Feliz
Pedro García.

¿Necesitas un electroestimulador?

Te ayudaré a encontrar el mejor electroestimulador que se adapte a tus necesidades comprar un electroestimulador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados

También te recomendamos…

-25%
Valorado en 5.00 de 5
185,00  139,00 
-13%
Valorado en 5.00 de 5
399,00  349,00 

Accesorios

Globus Fast Band

Valorado en 4.94 de 5
60,00 
-32%
Valorado en 5.00 de 5
629,00  429,00 
Valorado en 5.00 de 5
12,95 
Valorado en 4.88 de 5
299,00 

También te puede interesar

-67%
3,00  1,00 
Valorado en 5.00 de 5
12,95 
Valorado en 5.00 de 5
12,95 
-35%
Valorado en 5.00 de 5
19,80  12,90 
-19%
Valorado en 4.95 de 5
399,00  325,00 
Valorado en 5.00 de 5
25,00 

Accesorios

Globus Fast Band

Valorado en 4.94 de 5
60,00 
-40%
Valorado en 5.00 de 5
10,00  6,00