logo dsf
Que electroestimulador comprar

Categorías de productos

Qué es el Intestino permeable, cómo detectarlo y cómo curarlo

¿Qué es el intestino permeable?

En este artículo trataré sobre qué es el intestino permeable y las posibles causas que lo originan (que pueden ser múltiples) para que conozcas de una manera sencilla y cercana cómo sucede este problema clínico, aunque recuerda que siempre deberá ser tu médico quien lleve la pauta de tu recuperación.

¿Qué es el intestino permeable?

El síndrome del intestino permeable es una afección en la que el revestimiento intestinal se vuelve excesivamente permeable, lo que permite que las partículas de alimentos y las toxinas ingresen al cuerpo.

En las primeras etapas del intestino permeable, el cuerpo a menudo puede reparar los pequeños agujeros o fugas en el revestimiento intestinal con tejido nuevo.

Pero a medida que el intestino se daña más, aumenta la inflamación y se reduce la capacidad del cuerpo para repararse a sí mismo.

Esto puede provocar inflamación y múltiples problemas de salud como verás más adelante.

No existe un enfoque único para el manejo del intestino permeable, pero los tratamientos comunes incluyen cambios en la dieta, probióticos y suplementos.

Lo primero y muy importante; hay que identificar el origen y las posibles causas del síndrome del intestino permeable

No se trata de la misma manera un síntoma que el origen del síntoma.

No es igual tratar una tos, que una bronquitis que provoca tos.

El síntoma es la tos, pero el origen puede ser diferente (irritación en la garganta, alergia, inflamación de los conductos bronquiales…)

En el caso del intestino permeable, los síntomas pueden ser varios.

A nivel muscular y articular puede aumentar la inflamación y el dolor en rodillas, codos, hombros y/o tobillos, es fácil sufrir rotura de fibra muscular o tendinitis, aparecen contracturas muy seguidas…

A nivel de intestino existe hinchazón en la zona abdominal, digestiones pesadas, gases, estreñimiento o diarrea.

Desde luego la mejor solución cuando tienes estos síntomas no es tomar un relajante muscular, una pastilla para tener menos gases o un antiácido para el estómago.

El intestino permeable causa un deterioro del tejido intestinal pero para dar solución al problema, es necesario buscar el origen.

Un ejemplo acerca de poner remedio a un problema para salir del paso o buscar el origen del problema para atajarlo

Te pongo un pequeño ejemplo para ver más claramente la diferencia entre buscar el origen del problema o poner un remedio para «ir tirando» y salir del paso.

Vas en tu vehículo y de repente se para porque no tiene gasolina. Lo lógico es echar gasolina para poder seguir circulando con el.

Después de varias semanas, observas que el vehículo cada vez tarda menos kilómetros en vaciar el depósito.

El consumo de combustible ha subido más de lo habitual.

Si te centras en el problema, que el vehículo no marcha porque no tiene gasolina, posiblemente pienses que llenando el depósito se solucione el problema.

Pero si lo llevas a un buen mecánico, este revisará el sistema de alimentación por si hubiera una fuga de combustible, mirará el motor por si se quema más combustible del debido en el cilindro debido a algún desgaste de la camisa del pistón, mirará el sistema de escape y comprobará si el color del humo que desprende el vehículo indica que también puede estar quemando aceite…

Solo detectando el origen del problema, se llega a solucionar definitivamente el problema y sus síntomas.

Si te centras en el problema final o en los síntomas visibles, siempre estarás echando gasolina para que el vehículo siga marchando.

Pero puede llegar un día que debido a ese problema inicial, aparezca otro mayor que impida que el vehículo pueda arrancar.

Si tienes gases y tomas una pastilla para tener menos gases, no estás buscando por qué tu cuerpo produce gases. Solo estás tapando el síntoma.

Para dar solución a un problema, hay que buscar el origen del mismo.

Y cuando hablamos de intestino permeable… ¿Dónde habría que empezar a buscar?

Son muchas las posibles causas de esta enfermedad y no existe una respuesta única para esta pregunta, ya que el origen potencial de un intestino permeable puede variar según la situación de salud y el historial específico del individuo.

Estos podrían ser los puntos básicos donde comenzar a buscar:

  • Celiaquía y/o las intolerancia al trigo y familia del gluten. (Esto es lo básico y lo primero por donde se puede comenzar).
  • Medicaciones.
  • Alergias alimentarias.
  • Sensibilidades químicas.
  • Problema de mala absorción.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Problema autoinmune.
  • Deficiencia digestiva.
  • Problema con la funcionalidad hepática.

Una vez se ha detectado el claro origen del problema, se abre un abanico impresionante de posibilidades que hay que investigar hasta dar con la solución definitiva.

Estructura del Intestino Delgado ¿Por que se produce el daño?

El intestino delgado se divide en tres partes: el duodeno, el yeyuno y el íleon.

Su función es continuar el proceso de la digestión de los alimentos que vienen del estómago y absorber los nutrientes (vitaminas, minerales, carbohidratos, grasas y proteínas) y el agua para usarlos en el cuerpo.

qué es el intestino permeable. Asimilación de alimentos

Para garantizar una correcta funcionalidad, existen varias capas que protegen nuestro intestino.

Estas capas son:

  • Vellosidad intestinal
  • Tejido linfoide asociado al intestino (GALT, Gut Associated Lymphoid Tissue)
  • Mucosidad intestinal
  • y Tejido Epitelial del intestino

Cualquier cosa que dañe alguna de estas capas, incluso solo una, generara una cadena de reacción que dañará el resto de las capas, llegando a romper esa barrera de protección en nuestro intestino.

La buena noticia es que nuestros intestinos tienen una capacidad asombrosa de regeneración.

La mala es que en la mayoría de los casos y sin tener conocimiento de ello, provocamos daños cíclicos a nuestros intestinos.

Si estos ciclos se perpetúan, el daño se hace mayor y la capacidad regenerativa se anula.

Para detener el deterioro en las paredes del intestino es imprescindible detectar el origen, lo que está creando el daño y aplicar el tratamiento adecuado que logre solucionar este problema de manera efectiva y definitiva.

Causas del Intestino Permeable

Las causas del intestino permeable son una combinación de factores ambientales, de hábitos y estilo de vida, así como la genética de cada individuo, que pueden desempeñar un papel en su desarrollo.

Los estudios científicos han dejado patente que estos daños cíclicos que destruyen estas capas que conforman nuestro intestino, podemos encuadrarlos de la siguiente manera:

1.- Estrés, depresión, ansiedad.

2.- Abuso de ciertas sustancias dañinas para el organismo como el alcohol.

3.- Medicaciones como Corticoesteroides, Antibióticos y Medicamentos Antiinflamatorios no Esteroideos comúnmente llamados AINE.

4.- Problemas nutricionales, deficiencias de nutrientes.

5.- Alergias e intolerancias con sus consiguientes reacciones.

6.- Infección gastrointestinal, parásitos, crecimiento fúngico, infección vírica.

7.- Disbiosis/Sobrecrecimiento Bacteriano en el Intestino Delgado (SIBO)

8.- Problemas de digestión de alimentos, incluye hipoclorhidria, insuficiencia pancreática, deficiencias de disacaridasas.

9.- Deterioro o insuficiencia mucosa, Glicocalix.

7.- Uso inadecuado del ayuno*.

*El ayuno perjudica considerablemente a personas con disfunción adrenal, cortisol bajo y problemas de glucosa, y esto supone un estresor considerable, facilitando en muchos casos la aparición de intestino permeable.

Un intestino saludable garantizan una correcta funcionalidad del mismo.

Síntomas del Intestino Permeable

El intestino delgado tiene la doble función paradójica de ser un órgano digestivo/absorbente, así como una barrera para evitar penetración de compuestos tóxicos y macromoléculas.

Cualquiera de estas funciones puede ser interrumpida por varios mecanismos, lo que resulta en problemas tanto Locales (en un lugar en particular) como Sistémico (torrente sanguíneo y que afecta a todo el organismo).

El aumento de la permeabilidad de la barrera de la mucosa intestinal parece correlacionarse con una serie de síntomas clínicos observados con frecuencia.

Sin embargo, la disminución de la permeabilidad aparece como causa fundamental de desnutrición, malabsorción (incapacidad para absorber cierto azúcares, grasas, proteínas o vitaminas de los alimentos) y problemas con la recuperación de nuestra salud.

Se han informado constantemente aumentos en la permeabilidad aparejado con la inflamación del intestino delgado.

Los estudios de permeabilidad muestran por ejemplo con la enfermedad de Crohn, que es más extensa de lo que a veces resulta ser.

Cuando los pacientes con enfermedad de Crohn fueron tratados con una dieta elemental y adaptada, su permeabilidad mejoró significativamente, coincidiendo con marcado de mejoría clínica.

Podemos resumir los síntomas de intestino permeable en los siguientes puntos:

1.- Distensión Abdominal, el abdomen (vientre) se siente inflamado, con sensación de hinchado (distendido).

2.- Diarrea.

3.- Constipación con tránsito intestinal poco frecuente, estreñimiento, la sensación de evacuación incompleta, necesidad de uso de enemas, laxantes etc. 

4.- Dolor abdominal.

5.- Intolerancias alimentarias, alergias alimentarias.

6.- Problemas en la piel, Acné, Eczema, Psoriasis, Dermatitis Herpetiformes.

7.- Mala tolerancia al ejercicio físico.

8.- Dificultad para respirar.

9.- Déficit cognitivo, alteraciones en el pensamiento, el aprendizaje, la memoria, el juicio y la toma de decisiones, pérdida de la memoria y dificultad para concentrarse, completar actividades, comprender, recordar, seguir instrucciones y solucionar problemas.

10.- Fatiga y malestar general.

11.- Enfermedades inflamatorias de las articulaciones y tejido conectivo (tendinitis, contracturas y rotura de fibra muscular), incluida enfermedad autoinmune Artritis Reumatoide.

Cada vez hay más investigadores y médicos que aceptan el concepto de que la etiología subyacente de las enfermedades inflamatorias de las articulaciones (incluida la artritis reumatoide) está relacionada con la patología del intestino.

¿Cuál es el peligro del intestino perforado?

El intestino desde su origen es un órgano que no tiene permeabilidad.

El aumento de la permeabilidad intestinal hace que la barrera intestinal se vuelve menos eficaz para prevenir que entren en la circulación sistémica, antígenos exógenos (moléculas extrañas) desde el intestino al torrente sanguíneo.

Esto puede permitir que bacterias dañinas y otras toxinas ingresen al sistema circulatorio, lo que provoca inflamación y otros problemas de salud.

qué provoca el intestino permeable

Cuando un cuerpo extraño ingresa del intestino al torrente sanguíneo, comienza la batalla

Todo el material que atraviesa la mucosa intestinal es inspeccionado por el sistema inmunitario.

Si los anticuerpos generados por el sistema inmunitario contra los antígenos intestinales reaccionan de forma cruzada con los tejidos inmunológicamente similares del propio cuerpo, el suceso resultante puede manifestarse como un proceso autoinmune.

Si esto se repite cíclicamente y se mantiene en el tiempo, puede desencadenar en una enfermedad autoinmune (afección en la que el sistema inmunitario ataca equivocadamente al cuerpo).

La permeabilidad del intestino permite que bacterias, toxinas y partículas de alimentos, escapen de los intestinos y entren en el torrente sanguíneo. Allí son detectados por el sistema inmunológico.

Para defenderse de esos “cuerpos extraños” que no deben de estar en el torrente sanguíneo, el sistema inmune ataca para destruir lo que el considera una amenaza.

Ese ataque también produce daño e inflamación a otros órganos del cuerpo y puede ser causa de enfermedad autoinmune

Algunas de las enfermedades que se asocian más comúnmente con el síndrome del intestino permeable incluyen la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, la enfermedad celíaca, psoriasis y la diabetes.

La relación de todos estos síntomas anteriores pudiera ayudar con el Diagnostico de la enfermedad del Intestino permeable

Enfermedades asociadas con el síndrome del Intestino Permeable

Aparte de las causas que pueden provocar intestino permeable y que ya hemos visto en un punto anterior, existen también una serie de enfermedades que tienen una relación directa con la permeabilidad intestinal:

1.- Enfermedad Inflamatoria Intestinal: Colitis ulcerosa, Enfermedad de Crohn.

2.- Intestino irritable.

3.- Enfermedad celiaca, intolerancia al gluten.

4.- Enterocolitis o Coloenteritis infecciosa.

5.- Fibrosis quística.

6.- Fatiga crónica.

7.- Acné, Eccema, psoriasis, urticaria, dermatitis herpetiforme.

8.- Autismo.

9.- Hiperactividad en niños.

10.- Espondiloartropatías.

11.- Insuficiencia pancreática.

12.- Neoplasia (Cáncer) tratada con fármacos citotóxicos.

13.- Alcoholismo.

14.- Personas con Síndrome Inmunodeficiencia Adquirida.

15.- Diabetes tipo I.

Si tienes síntomas de intestino permeable y padeces alguna de estas enfermedades, puede existir una relación directa entre ellas.

Cómo curar el intestino permeable

Cuando la barrera intestinal ha sido comprometida y las partículas de alimentos, bacterias y otras toxinas entran en el torrente sanguíneo, aparecen los síntomas que avisan de que tu cuerpo no funciona bien.

Es un problema común que afecta hasta al 50% de la población (y muchos de ellos no lo saben).

No existe una solución única para todos, pero seguir algunos consejos simples puede ayudar a mejorar la salud intestinal y reducir el riesgo de síndrome del intestino permeable.

El más sencillo y que produce mayores efectos comienza por la boca.

Alimentos para intestino permeable

Dieta para el intestino permeable; Cómo regenerar el intestino dañado

Cada vez hay más pruebas apuntando a la alimentación saludable como una de las mejores opciones para recuperar el intestino.

Mantener una microbiota intestinal saludable juega un papel importante para tener una buena salud intestinal, incluida la prevención de enfermedades crónicas como la obesidad, la aterosclerosis, la diabetes tipo II e incluso el cáncer.

Veamos qué Dieta para el intestino permeable es más adecuada y cuáles son los alimentos que ayudan a regenerar la permeabilidad intestinal (siempre que no tengas alergia o intolerancia a alguno de ellos).

¿Qué debemos de incluir en la dieta para el intestino permeable?

  • Pescados Salvajes (No piscifactoría) a ser posible con alto contenido en Omega 3.
  • Aves a ser posible de origen orgánicas o de corral.
  • Cordero.
  • Caldos de pollo cocinado lentamente, una sustancia tremendamente importante para esta enfermedad (Debajo te dejo los ingredientes de esta deliciosa y curativa receta).
  • Huevos orgánicos.
  • Frutos secos y semillas, mantequillas de frutos secos (almendra, nueces, avellanas, etc) los cacahuetes no están incluidos en este tipo de alimentos, semillas de girasol, sésamo o calabaza.
  • Lentejas bien cocinadas.
  • Mantequilla Ghee orgánica.
  • Aceite de Coco virgen extra (El aceite de coco es antibacteriano por contener grandes cantidades de ácido laurico. Es inmunomodulador).
  • Jugo/zumo de repollo.
  • Verduras como repollo, cebollinos, acelgas, espinacas, coliflor, brócoli, brotes, semillas germinadas, judías verdes, apio, cebollas, puerros, calabacines, espárragos, berenjenas, Bok Choy, lombarda, ajo, berros, achicoria e hinojo.
  • Prueba a infusionar en aceite de oliva virgen extra unas ramas de romero y dos dientes de ajo, déjalo infusionar durante una semana y añádelo a tus ensaladas.
  • Panes Paleo, Tortillas mejicanas hechas con harina de coco, crackers hechos con semillas y verduras que se pueden tomar con salsas basadas en frutos secos (Almendras, semillas de girasol, avellanas y coquitos)
  • Hummus, guacamole, aguacate. 
  • Frutos rojos, arándanos, bayas orgánicas.

Menú para el intestino permeable. Caldo de pollo

Receta para hacer unos 2 litros de esta mágica sustancia (la carne y verduras se pueden aprovechar para tomarlos con el propio caldo o hacer otra comida)

  • 3 tallos generosos de Apio.
  • Una cebolla roja.
  • Una zanahoria.
  • Un diente de ajo.
  • 1 Kg de pollo orgánico, muslos y contramuslos, incluida la piel.
  • 3 cucharillas de café de electrolitos sin sabor.
  • ½ cucharilla de vinagre de manzana.
  • Pimienta molida si se desea a la hora de comerlo.

Si puedes cocinarlo a fuego lento, mucho mejor.

Intestino permeable; alimentos prohibidos

Al igual que existen alimentos beneficiosos para el intestino, también debes de tener en cuenta los que no le sientan bien a personas con permeabilidad intestinal.

Los alimentos prohibidos para el intestino permeable, o que debes evitar son:

  • Trigo, trigo sarraceno, centeno, maíz y todas las harinas que contengan estos cereales (pasta, panes, pizzas…)
  • Todos los productos de panadería y bollería que tengan gluten, como pan, tartas, galletas y pasteles.
  • Prestar atención al consumo de trigo “escondido” como harina en los productos preparados y envasados.
  • Azúcar, dextrosa, sucralosa, fructosa y sirope de maíz.
  • Edulcorantes, sacarina, aspartamo, sorbitol, manitol y maltitol.
  • Atención especial con la estevia en supermercados. La gran mayoría contiene edulcorantes artificiales.
  • Refrescos azucarados y bebidas gaseosas.
  • Grasas Trans, margarinas y aceites procesados.
  • Cacahuetes y alimentos que lo contengan.
  • Monosodio Glutamato, comidas chinas, saborizantes artificiales, concentrado de caldos para hacer sopas tanto de pollo como verduras (no citaré marcas pero hay muchas conocidas, ya sea en cubitos, polvo o pastillas, extracto de levadura, etc.)
  • Salsa de soja, miso, tamari.
  • Carnes preparadas como salchichas, hamburguesas, albóndigas, embutidos y todos los productos en conserva (las caseras mejor pero sin abusar).
  • Mahonesa de bote y salsas de ensaladas de bote (industrial). La casera sí pero con moderación.
  • La leche en todas sus formas, pasteurizada o no, y de cualquier animal.
  • Requesón y los quesos.
  • Cuidado con los alimentos envasados que contienen leche en forma de leche en polvo, leche en polvo desnatada, caseinato de sodio o suero. Recuerda que estas cosas pueden estar en artículos tan diversos como productos de panadería, productos de carne, postres y margarinas. Como sustituto se puede utilizar leche de almendras, de alpiste, de coco, leche de coco natural…

Alcohol, tabaco, estrés, café y chocolate tampoco van bien cuando existe intestino permeable

Tratamiento Natural para el intestino Permeable

En el momento que tienes indicios de que puedes tener intestino permeable, lo primero que hay que hacer es ir al médico para que confirme o descarte que puedes tener esta afección.

Por tu parte, lo más inmediato para mejora la salud intestinal es comenzar a realizar pruebas con los alimentos.

Deja durante una temporada de comer alimentos con gluten, leche y comida o bebida procesada como los descritos anteriormente y observa cómo reacciona tu cuerpo.

Durante dos o tres semanas sigue estos consejos.

Si te sientes mejor, con menos hinchazón y menos gases, menos inflamación y reducción del dolor en articulaciones, es posible que tengas que plantearte un cambio de hábitos en tu alimentación.

También hay vitaminas y minerales que ayudan a la reconstrucción de la pared intestinal perforada y fortalecen el sistema inmunitario como son Zinc, Glutamina, Aloe Vera, Slippery Elm, Colostrum, Lactobacillus rhamnosus, Saccharomyces boulardii y Sodium cromoglycate.

Pero cuidado con estos suplementos porque podrían no ser válidos para otras enfermedades en curso y que hayan generado intestino permeable, ejemplo enfermedad de Crohn , Colitis ulcerosa, SIBO, etc.

Por esto es tan importante el diagnóstico correcto por parte del médico.

¿Qué pruebas podemos realizar para saber si tenemos intestino permeable?

Una analítica completa es un libro abierto que te cuenta detalladamente cómo está tu cuerpo.

Desde la salud de la sangre hasta la muscular, pasando por la salud ósea y la del corazón.

La sangre nos puede aportar muchísima información en referencia a todos los procesos clínicos que están ocurriendo dentro de cada persona y como no, también indica en este aspecto si hubiera algún biomarcador que alerta sobre la aparición de intestino permeable.

Estos son algunos marcadores que avisan sobre la existencia de posibles problemas en el intestino y su permeabilidad.

A- Marcadores:  Fosfatasa Alcalina, Ácido Úrico, Gastrina Serum, podrían indicarnos que ya existe un proceso de Intestino permeable o que pudiera iniciarse este proceso según la evaluación de estos marcadores.

B.- Un desajuste en estos otros marcadores podría indicarnos que existe sospecha de algún proceso de inflamación digestiva en curso, que podría ser consecuencia de alguna dolencia gastrointestinal que curse con inflamación y que pueda desencadenar en la enfermedad de Intestino permeable, incluso otras enfermedades con relación gastrointestinal.

Marcadores: VCM, HCM, Globulinas Totales, BUN (Nitrógeno Ureico en Sangre), Basófilos, Proteínas Totales, Albumina, Fosforo, Hematocrito y Hemoglobina.

Con estos marcadores de Sangre (en algún caso es necesario tener en cuenta y valorar otros marcadores más) podemos conocer si la persona tuviera problemas digestivos, inflamaciones digestivas, si fuera susceptible a tener intestino permeable incluso antes de que comience el completo deterioro del mismo.

Existen otros marcadores mas complejos pero estos que proponemos en este artículo podrían aportarnos muchísima información de base para comenzar.

Los marcadores de una analítica no solo indican si ya existe intestino permeable. También se pueden utilizar como indicadores predictivos

Recuerda que siempre será el médico quien tenga la última palabra sobre tu salud.

¿Qué es el intestino permeable?

Aparte de la analítica de sangre, existen otros Test importantes y relacionados con la salud digestiva:

  • Muestra en Heces, Marcador Calcprotectina Fecal, Marcador IgA Secretora.
  • Test SIBO (Test de aire espirado) Test de Sobrecrecimiento Bacteriano Intestino Delgado
  • Test Intestino Permeable mediante la ingesta de Lactulosa y Manitol, posteriormente se toman muestras de orina.

Este test de orina determinaría claramente la ya existencia de la Enfermedad de Intestino Permeable, cuando el problema está iniciado y en curso.

En cambio, los marcadores anteriores podrían ofrecernos la oportunidad de conocer si esta enfermedad pudiera estar en curso, también y no menos importante, como evaluación previa para poder tomar medidas antes de que la enfermedad se inicie.

Intestino permeable, fatiga crónica y enfermedades crónicas

El intestino permeable es una afección subyacente de gran cantidad de enfermedades crónicas.

Si hace tiempo que sufres una enfermedad crónica, es muy posible que tengas intestino permeable.

Afortunadamente, como estamos viendo en este artículo, cada vez hay más pruebas que pueden diagnosticar este problema.

Mucha atención por favor a la dieta occidental, rica en lecitinas como el gluten.

Cuando estas partículas atraviesan el revestimiento intestinal, causan inflamación crónica, vientre hinchado, gases… El sistema inmunológico requiere mucha energía para combatir esta agresión que ocurre cada vez que comes y que los alimentos llegan al intestino.

Esta es una de las razones de la fatiga y malestar general en las personas que sufren permeabilidad intestinal.**

¿Necesitas ayuda con el intestino permeable?

Espero que este artículo te sirva de ayuda para mejorar tu salud intestinal y por supuesto general.

Si tienes alguna duda y necesitas que mi equipo te la aclare, por favor contacta conmigo.

info@deporteysaludfisica.com

whatsap contacto

Sé feliz

Pedro García.

**Fuente Mercola.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cansado como un perro tras una marcha, carrera o competicion.Aprende a cómo entrenar al día siguiente en https://www.deporteysaludfisica.com
Bicicleta

Cómo entrenar al día siguiente de una marcha, carrera o gran esfuerzo

El comienzo de la primavera coincide con la inauguración de la temporada de las grandes marchas, las grandes rutas y para algunos “las grandes palizas”

Ciclistas, corredores de running, jugadores de Tenis, jugadores de futbol… todos los que practicamos deporte hemos tenido un “lunes horroroso» y estamos «cansados como un perro” después de habernos pegado una “gran paliza” el domingo en nuestro deporte favorito. Si eres un poquito competitivo, seguro ya se te ha venido a la cabeza esa sensación del lunes por la mañana, que estás hecho polvo, que te duele hasta el cielo de la boca.

Leer más »
No soy capaz de bajar peso. ¿Por qué? Fuente imagen sxc.hu
Dieta

No soy capaz de bajar de peso. ¿Por qué?

Algunas personas están cuidándose continuamente y la balanza no baja.
Siempre pesan igual.
La pregunta sería… ¿Estás haciendo todo lo posible por bajar de peso?
Igual estás pasando por algo algún detalle que no te está permitiendo bajar de peso
Echa un vistazo a este artículo y averigua si tú también estás cometiendo alguno de estos errores.

Leer más »
Ejercicios de fuerza para perder peso, kilos y grasa. Fuente imagen www.sxc.hu/
Aeróbico

¿Ejercicio aeróbico o ejercicio de fuerza para quemar más grasa?

Tenemos claro que una sesión de fuerza, de musculación o de alta intensidad, no va a consumir en el momento tantas calorías como una sesión bien hecha de ejercicio aeróbico, pero se consigue un efecto de aceleración de metabolismo de manera directa al favorecer la formación de masa muscular y te explico.

El efecto del entrenamiento de fuerza o de media-alta intensidad hace que el metabolismo basal, o el consumo de calorías en reposo, sea más alto, y eso crea un tremendo beneficio a nuestro organismo, pues nos va a permitir quemar más calorías

Leer más »
los tres alimentos para tu cuerpo y mente
cansancio

Los 3 alimentos que necesitas para tener salud física y espiritual

Hay tres alimentos que obligatoriamente tu cuerpo necesita para tener salud física, mental y espiritual.
Uno es la comida de calidad.
Otro es el aire de calidad.
Y el tercero… es casi más importante que estos dos primeros porque es el que te hace sentir bien…
Conoce cuál es el tercer alimento que necesitas para tener una buena salud física, mental y espiritual.

Leer más »