¿Quieres rendir mejor? Dona sangre

Share on Facebook122Tweet about this on Twitter3Share on Google+2Pin on Pinterest1Share on LinkedIn3

¿Sabías que a algunos de los deportistas que entreno, les invito a que realicen donaciones de sangre en momentos puntuales de la temporada para mejorar sus resultados?

¿Sabías que una donación de sangre puede incrementar tu rendimiento?

Hace unos años mi madre se marchó. Se fue al cielo y estoy seguro que allí sigue haciendo cosas, porque era una mujer que no podía estar parada. Siempre estaba haciendo cosas. Seguro que ahora sigue igual… trabajando sin parar para ayudarnos desde allá.

Una operación sencilla en la espalda, acabó con su vida.

Durante los 33 días que estuvo en la UCI, los médicos le pusieron más de 40 bolsas de sangre. Yo no era consciente ni tampoco tenía idea en aquel momento, de dónde salían aquellas bolsas de sangre que mi madre recibía. Cuando le hacían una transfusión de sangre, ella mejoraba.

Una vez se apagó, decidí hacerme donante de sangre. Me di cuenta de que la generosidad del donante ayuda a salvar vidas. Sin aquella sangre que algún día alguna persona decidió regalar, mi madre no hubiera tenido ninguna posibilidad de vivir.

Al principio de tomar la decisión de hacerme donante de sangre lo pasé mal, ya que mi egoísmo me recordaba continuamente los posibles efectos secundarios que la donación me acarrearían.

Me planteaba esta lucha interna;

“Si voy a perder medio litro de sangre, casi el 10% de toda la que tengo en mi cuerpo, seguro que el rendimiento deportivo va a bajar. Menos glóbulos rojos, menos hemoglobina… esto es igual a menos oxígeno en el músculo a la hora de hacer deporte y el resultado total es una bajada de rendimiento…”

Me asusté porque no sabía qué iba a pasar tras la donación de sangre ya que yo me lo paso bien haciendo deporte, pero también tenía una deuda con la sociedad. Busqué el punto medio y decidí donar sangre en Septiembre o en Octubre, que es cuando menos ejercicio hago.

Y me decidí. Finalmente di el paso.

Una vez te haces donante de sangre, y cada vez que vas a donar, te realizan un cuestionario acerca de las enfermedades que has tenido, dónde has viajado en los últimos meses, si vuelves a casa solo o acompañado después de donar sangre y una primera comprobación de la hemoglobina (ya que si tienes menos de 12.5 no puedes donar sangre). El enfermero que me atiende, muchas veces cuando ve alrededor de 15.5 en la hemoglobina, se queda pensando y yo le digo… “esta sangre la rebajas con agua y sale un litro entero de calidad” jajaja. Los dos nos echamos a reír. Es cierto que la sangre de un deportista sano tiene más calidad que la de una persona que no realiza ejercicio.

Cuando comienza la extracción, en unos 8-10 minutos en mi caso, la bolsa está llena de sangre. Ya está el medio litro fuera de mi cuerpo.

Y aquí es donde comienza la parte negativa para el deportista.

Te la cuento para que la conozcas también.

Durante 2 semanas, me encuentro flojo. Los músculos no van sobre la bici, me fatigo con facilidad y no soy capaz de trabajar a alta intensidad. No me llega el oxígeno a los músculos y lo noto.

PERO… a partir de la tercera semana es cuando comienzo a notar las mejoras.  Cada vez recupero mejor, más rápido, voy más fuerte y me canso menos. Experimento unas muy buenas sensaciones que van a más durante las siguientes 8 semanas.

Legumbres, frutas, frutos secos y carne roja… no faltan en mi dieta durante estas semanas, ya que estos alimentos ayudan a regenerar los glóbulos rojos.

Lo tengo comprobado. Tras una donación de sangre, a partir de la tercera semana voy como un tiro.

Por ejemplo. En 2016, que fue una temporada rara y estuve casi todo el verano sin hacer nada a causa del calor y de un pico de trabajo intenso, doné sangre antes de tiempo, el lunes 5 de Septiembre. Pues bien, el domingo 25 de septiembre hice mi mejor marca a 1 minuto de todo el año.

“565 watios de media en 1 minuto”

Aquí está el gráfico de los mejores 1 minuto de todas las salidas del año, y el mejor minuto… en septiembre, tres semanas después de la donación de sangre. Eso sí, las dos semanas anteriores tenía muy poca fuerza. Me limité a rodar y ya está. No podía dar más, pero cuando vino la supercompensación… el mejor resultado del año.

potencia-a-1-minuto-2016

 

Este es el resumen de los mejores watios a 1 minuto desde Enero hasta final de Septiembre.

Te amplio aquí la imagen de arriba para ver el detalle del día 25 de Septiembre.

potencia-a-1-minuto-2

Esto trato de hacerlo dos veces al año. Una a final de temporada y otra antes de las vacaciones de verano, para que cuando llegue de la playa y tras un periodo de vuelta a la normalidad, consiga tener otro pico alto de forma en la temporada.

No está demostrado todavía pero parece que los que donamos sangre y hacemos deporte con regularidad, estamos obligando al organismo a generar nuevos glóbulos rojos y hemoglobina a marchas forzadas tras la donación, y esta nueva sangre que generamos, viene más limpia, con menos toxinas, es una sangre nueva y más eficiente.

Esta podría ser una de las causas de este aumento de rendimiento.

Como te he comentado en el encabezado, al menos una vez al año ofrezco a mis deportistas la posibilidad de que donen sangre. Tratamos de que coincida con un periodo de descanso y bajada de la forma pero siempre buscando el pico rendimiento al mes de la donación.

Espero que tú también te animes a donar sangre y a ser generos@ con los demás. Quién sabe si algún día esta sangre que donamos, la podemos necesitar nosotros mismo, o algún familiar.

Te invito a ti también a que dones sangre, aunque sea por egoísmo, aunque sea para que mejore tu rendimiento deportivo al mes de la donación. Por algo se empieza.

Sé Feliz

Pedro García.

Share on Facebook122Tweet about this on Twitter3Share on Google+2Pin on Pinterest1Share on LinkedIn3

Pedro García

Comencé a realizar deporte en 1985 en el colegio. Futbol, Baloncesto y Balonmano y Voleibol los practicaba asiduamente. En 1988 mis padres me regalaron una bicicleta y comecé una apasionante andadura que me llevó a representar a España en distintas paralimpiadas (Barcelona 92 y Atlanta 96) campeonatos del mundo, campeonatos de europa y distintos eventos dentro del grupo de tandems de la ONCE. Mi función era piloto de tandem. También corría a título indidual en distintas pruebas a nivel nacional. Con el paso del tiempo me ha gustado y apasionado el deporte y lo relacionado con el aumento de forma y rendimiento, llegando a un profundo conocimiento de los electroestimuladores y la nutrición aplicada a aumentar el rendimiento, la fuerza y la resistencia. Y para compartir mis conocimientos, decidí crear este blog. Espero que os guste y sobre todo que os ayude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *