Mitocondrias sanas, la energía de tu vida

Mitocondrias sanas para tener energía

Seguro que te algún vez te has encontrado sin energía, agotad@, y no sabes por qué.

Todos los días comes lo mismo y realizas las mismas tareas, pero no todos los días tienes el mismo nivel de energía.

El motivo de tu cansancio o baja energía es una mala función de tus Mitocondrias.

Conoce qué son las Mitocondrias y cómo puedes mantenerlas saludables para tener más energía y vitalidad.

Las mitocondrias son las responsables de tu energía

Todo lo que haces en tu día a día, requiere energía.

  • Respirar
  • Caminar
  • Trabajar
  • Pensar
  • Incluso descansar

¿Te has preguntado alguna vez de dónde viene esa energía?

Seguro que piensas que proviene de los alimentos, y sí, en parte es así, pero…

¿Por qué comiendo lo mismo, unos días tienes más vitalidad que otros?

La clave está en las mitocondrias.

¿Qué son las mitocondrias y para qué sirven?

Las mitocondrias son orgánulos celulares responsables de generar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular.

Actúan como pequeñas baterías de la célula.

Podemos decir que las mitocondrias son las responsables de tu energía física y mental.

Son las que se encargan de transformar los alimentos que tomas, en energía para tus músculos, tu corazón, tu cerebro… para todo tu cuerpo.

Por eso he comenzado preguntándote de dónde viene la energía.

¿De los alimentos?

Tu energía física y mental viene del ATP (adenosin trifostato) que es la “gasolina para tu cuerpo” o molécula energética que generan las mitocondrias gracias a los alimentos.

¿Cómo funcionan las mitocondrias?

Las mitocondrias se alimentan de los nutrientes que le llegan a través de los alimentos y del oxígeno que respiras.

Esta mezcla produce la “gasolina” o energía que tu cuerpo necesita para sentirte bien, tener vitalidad y para que todos tus órganos funcionen corretamente. Esa «gasolina» es el ATP

Si tus mitoncondrias no funcionan bien, no tienes energía ya que no son capaces de producir el combustible que necesitas.

Por eso hay algunas personas que comen muy bien y no tienen energía. Por algún motivo, sus mitocondrias no tienen un óptimo funcionamiento y no crean la cantidad de ATP que sus células necesitan para estar vitales.

Sin embargo hay otras que comen muy mal y a pesar de eso, tienen mucha vitalidad y no se cansan.

La diferencia entre estas personas no es la alimentación, sino la función mitocondrial.

Cuanto mejor funcionen tus mitocondrias, más energía y vitalidad tendrás.

Disfunción mitocondrial: un mecanismo básico en las enfermedades no transmisibles relacionadas con la inflamación y las oportunidades terapéuticas

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3603328/

MITOCONDRIAS, EL MOTOR DE LA VITALIDAD

Por eso es imprescindible disponer de un gran número de mitocondrias sanas, porque a más mitocondrias funcionando correctamente, más energía vital tendrás.

Las mitocondrias activas y funcionales no solo sirven para tener energía. También te defienden de enfermedades como

  • el cáncer
  • la fatiga crónica
  • alzheimer
  • y retrasa el envejecimiento tanto físico como mental.

Incluso para dormir es necesaria la energía

Para que tus músculos se relajen, necesitas energía.

Este concepto es muy importante y lo vas a entender con este ejemplo.

Cuando una persona fallece, ya no produce energía. Los músculos de un difunto se quedan duros, contraídos y rígidos, de manera permanente.

No se pueden relajar porque ese cuerpo ya no produce energía.

Cuando tus músculos están muy fatigado (por un exceso de ejercicio) y tu nivel de energía es bajo (debido a la fatiga acumulada en ese ejercicio intenso), muchas veces… ¿no tienes muy duros los músculos? ¿No te cuesta mucho relajarlos?

Si tus mitocondrias funcionan mal, tu cuerpo no tendrá energía ni vitalidad.

Volvamos al mundo de los vivos. Piensa en un día agotador, de esos que llegas a casa sin nada de energía:

  • Un día duro de trabajo
  • O un día en el campo que no has parado
  • O una competición deportiva agotadora…

Esa noche no puedes dormir, ¿verdad?. Está tu cuerpo tan agotado que no eres capaz de coger el sueño y los músculos (cervicales, pantorrillas, lumbar) tienen más tensión de lo habitual..

¿Por qué?

Has gastado tanta energía, te has fatigado tanto que tus mitocondrias han quedado agotadas. No tienen recursos para generar la energía que necesitas para dormir.

Cuando tienes tan bajo el nivel de energía, no eres capaz de dormir ni de descansar profundamente ni de relajar tus músculos porque hasta para dormir y descansar, necesitas también energía.

Cuando estás pasando por alguna enfermedad ocurre lo mismo. Tus mitocondrias no funcionan correctamente y pasas todo el día con mucha fatiga, con gran sensación de cansancio y sin vitalidad ni energía, y por la noche, te cuesta dormir profundamente.

También el buen funcionamiento de tu mente depende de las mitocondrias

No solo en el terreno físico. También en todo lo que concierne al cerebro y su actividad están directamente relacionadas las mitocondrias.

La actividad cerebral depende muy directamente de la función mitocondrial.

  • Ansiedad
  • Parkinson
  • Estrés crónico
  • Migraña
  • Depresión
  • Demencia…

Todas ellas pueden estar asociados con diferentes alteraciones mitocondriales.

En estudios recientes con animales se ha podido comprobar que una baja actividad mitocondrial y una reducción en la producción de energía se asocia directamente con síntomas de depresión y ansiedad.

La energía es la clave de la vida y de la felicidad y una buena salud mitocondrial es fundamental para tener energía.

¿Cuáles son los enemigos de las mitocondrias?

Por desgracia, nuestro ritmo de vida no es algo que beneficie la salud las mitocondrias.

Una manera de evita la baja actividad mitocondrial es tratar de tener controlado el cortisol y otras hormonas relacionadas con el estrés como la adrenalina.

Es decir, reducir el estrés en tu vida.

Ya vimos en este artículo acerca del estrés, lo importante que es tener controlado el cortisol.

Cortisol; la hormona del estrés que te hace engordar. Aprende a controlarla

Estrés psicológico y mitocondrias: un marco conceptual

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5901651/

La mala alimentación también está directamente relacionada con una disfunción mitocondrial y por lo tanto con bajos niveles de energía, cansancio e incluso depresión.

Aparte, hay más factores que pueden afectar a la salud de tus mitocondrias

  • Tabaco
  • Alcohol
  • Exceso de azúcar
  • Ciertos fármacos
  • Virus y Bacterias
  • Estrés crónico

También radiaciones como el Wifi y otros contaminantes ambientales aumentan la producción de ROS (Estrés oxidativo) induciendo al deterioro mitocondrial, falta de energía y pérdida de salud.

Todos estos agentes producen alteraciones mitocondriales que propician esa falta de energía que algunas veces no sabes por qué se produce.

Pero no solo esto. También la disfunción mitocondrial está relacionados muy directamente con

  • Procesos tumorales
  • Fatiga crónica
  • Enfermedad cardiovascular
  • Síndrome metabólico
  • Depresión
  • Disfunciones del sistema inmunitario
  • Alteraciones de la salud mental

Una baja actividad mitocondrial está directamente relacionada con enfermedades físicas y mentales.

¿Cómo puedes activar las mitocondrias para tener más energía?

Para activar las mitocondrias puedes utilizar distintos dispositivos como la terapia de luz roja e infrarroja, que favorece la activación mitocondrial y la recuperación muscular después del ejercicio físico.

Terapia de luz roja e infrarroja cercana, beneficios y aplicaciones

la microcorriente puede activar tus mitocondrias para crear ATP

Recarga de ATP tus mitocondrias con microcorriente

Y también la magnetoterapia. 

Por un lado, los campos magnéticos pulsados producen una activación mitocondrial y por otro, se ha demostrado que la falta de sueño afecta a nuestra salud mucho más de lo que pensamos. Una baja calidad de sueño afecta a las neuronas y esto podría contribuir a la aparición de Altheimer

Cómo dormir mejor. La magnetoterapia te ayuda

Más consejos para activar tus mitocondrias

Toma la luz del sol a primera o a última hora del día. La luz directa del sol recarga tus mitocondrias. La vitamina D que produce nuestro cuerpo al tomar la luz del sol es imprescindible para una correcta función mitocondrial. Si no puedes tomar la luz del sol, habla con ti médico para poder ver la opción de suplementarte con Vitamina D3.

https://academic.oup.com/jcem/article/98/3/E509/2536948

Por supuesto una alimentación saludable rica en nutrientes es fundamental .

Verdura, fruta, carne y pescado de calidad, frutos secos, grasas saludables, legumbres y arroz integral… ayudan a retrasar el envejecimiento y las enfermedades neurodegenerativas.

El entrenamiento de alta intensidad se ha demostrado como un activado mitocondrial frente a los ejercicios tradicionales de baja intensidad.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5482849/

El yoga y la meditación también es muy importante puesto que te ayudan a controlar el estrés. Recuerda que el estrés y el cortisol son destructores de mitocondrias.

https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0062817

Y por supuesto el descanso nocturno. Ir a dormir no más tarde de las 22.00 horas te ayudará a mantener saludables tus mitocondrias.

Cuidar tu ritmo circadiano también es fundamental para tener energía

El ciclo circadiano está también estrechamente relacionado con tu salud mitocondrial.

Mientras duermes, segregas melatonina que activa la función reparadora y regenerativa dentro de tu cuerpo.

Al despertar, comienza a producir cortisol para activar el organismo.

Tener una relación saludable entre el cortisol y la melatonina reportará mejor salud a tus mitocondrias ya que la melatonina está estrechamente relacionada con la función mitocondrial.

Tratar de reducir la luz azul que emiten pantallas como las del móvil, tabletas, ordenadores o televisores, e intentar controlar la luz azul ambiental a partir de las 20.00 horas es importante para respetar el ritmo circadiano.

La luz azul de tu móvil está robando tu valioso sueño

 

Conocer no solo aquello que activa tus mitocondrias sino también aquello que las destruye, te dará un nuevo punto de vista que sin duda alguna te encamina hacia una mejora de tu salud física y mental.

Cuida tus mitocondrias y ellas cuidarán de ti.

Sé Feliz
Pedro García

¿Necesitas un electroestimulador?

Te ayudaré a encontrar el mejor electroestimulador que se adapte a tus necesidades comprar un electroestimulador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados

También te recomendamos…

También te puede interesar

-67%
1,00 
12,95 
12,95 
-45%
10,90 
-19%
325,00 
25,00 
60,00 
-40%
6,00 
Abrir chat
1
¡¡¡Hola!!!
¿Estás buscando algún producto y no tienes claro cuál es el que necesitas?

¿Quieres que te ayude?