Cortisol; la hormona del estrés que te hace engordar. Te enseño a controlarla.

Estoy seguro que todos hemos escuchado que el estrés y la falta de sueño hacen engordar e impiden perder peso.

Esto se debe al Cortisol, y te explico un poco por encima qué es lo que hace estar hormona, para que te hagas una idea de cómo daña tu cuerpo cada vez que estás hasta arriba de estrés.

Cuando nos encontramos ante una situación que nos genera estrés, el cuerpo genera Cortisol.  El Cortisol corriendo por nuestras venas provoca una mayor liberación de glucosa desde el hígado y también de grasa. Con este incremento de energía en nuestra sangre, estamos preparados para hacer frente a una posible defensa o agresión. Tu cuerpo debe de tener energía para defenderse de algo o reaccionar de manera instantánea y enérgica ante una situación de peligro ya que tu cerebro le está enviando señales que le indican que hay una situación de alerta (Estrés). Cuando esta situación de estrés pasa, los niveles de Cortisol vuelven a la normalidad.

Hasta ahí todo correcto.

Se ha presentado una situación comprometida, el cuerpo se ha preparado para tener energía y poder actuar y reaccionar ante esa situación y cuando ha pasado esa alerta, todo vuelve a la normalidad.

Por desgracia, nuestro nivel de estrés a lo largo del día es casi continuo. Tenemos tantas preocupaciones en la cabeza desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir… que vivimos en un estrés casi permanente. Cada día, a todas horas, desde la mañana hasta la noche… estrés, estrés, estrés…

En esta web tienes muy bien explicado cómo el Cortisol provocado por el estrés, te hace la vida imposible.
http://nutrientrena.blogspot.com.es/2013/12/estres-cortisol-y-obesidad.html

¿Y cómo nos afecta en nuestro día a día el Cortisol?

Un estudio reciente realizado en mujeres de entre 30 y 50 años dedujo que las mujeres con mayor nivel de estrés no consiguen adelgazar, incluso llevando una vida saludable.

Este estudio lo publicó la revista “Molecular Psychiatry” en el mes de septiembre del 2016.
58 mujeres comieron durante una semana comidas rica en grasas saturadas.
Otra semana comieron comidas bajas en grasas saturadas.
Otra semana comieron normal, con un equilibrio entre hidratos de carbonos, grasas y proteínas.

Los resultados:
Después de las pruebas se observó que en las mujeres poco estresadas, los marcadores de inflamación subieron tras comer las comidas ricas en grasa, mientras que en las mujeres estresadas no hubo ningún cambio en los marcadores de inflamación a lo largo de la prueba.

¿Qué significa esto?
El estudio demostró que las personas estresadas cuando se ponen a dieta, su cuerpo libera la hormona del estrés “Cortisol”. Este Cortisol provoca cansancio, hipertensión, dolores de cabeza, pérdida de apetito o gula desmesurada, dolores, calambres musculares, diarrea o estreñimiento, disminución de las defensas… todo lo descompensa dentro del cuerpo y es el motivo del porqué no funcionan las dietas ni consiguen bajar de peso las personas que tienen un nivel de estrés elevado.

¿Y qué puedes hacer para tratar de calmar tu estrés y conseguir perder peso?

Lo primero es eso, tratar de calmar tu estrés. La meditación es un fantástico método que te ayuda a conocerte y a calmarte. Es lo que mejor funciona para los casos de estrés. Estoy seguro que al leer esto estás pensando que tú no tienes ni tiempo ni calma suficiente para meditar. Yo hace muchos años también pensaba igual que tú, hasta que me puse a ello. Pruébalo. Te vas a sorprender.

Duerme más y mejor. Trata de no ir a la cama después de las 22.00 aunque estés en la cama sin dormir. Recuerda siempre esto; Cuerpo tumbado, cuerpo descansado. Evitarás también el estrés que genera a tu vista y cerebro el ver la televisión por la noche.

Trata de no utilizar en exceso los móviles, tablet y Pc antes de irte a dormir. La luz de las pantallas altera tu sueño. Si tienes que utilizar el móvil, descarga alguna aplicación para que neutralice la luz azul de la pantalla. Verás cómo duermes mejor y descansas más profundamente. Así y todo, trata de evitarlos por la noche.

No tengas resentimiento ni odio ni envidia. Estos sentimientos en tu corazón también generan estrés. Sé feliz con lo que tienes y disfruta al máximo de lo que Dios ha puesto en tu vida. No des importancia a los que otros dicen ni a lo que otros tienen. La opinión de los demás es eso, una opinión. Relativiza y tu nivel de estrés bajará.

Aprende a perdonar y sé fuerte. Gandhi decía que el débil no puede perdonar porque el perdón es un atributo de los fuertes. Sé fuerte y perdona.

En cuanto a alimentación para controlar el Cortisol:

Elige alimentos ricos en vitamina C y vitamina A. La vitamina C y A aumentarán tus niveles de defensas y cuando el sistema inmunológico está fuerte, tú tienes más salud.
Kiwis, fresas, naranjas, mandarinas, pomelos, brócoli, kaki, espinaca, zanahoria… todas estas frutas y verduras te ayudarán con las vitaminas A y C.

Aumenta también la ingesta de proteína de calidad, especialmente el pescado azul ya que se ha demostrado que una dieta pobre en proteínas de calidad, puede debilitar el sistema inmunológico.

Así que ya sabes. Si el estrés forma parte de tu día a día, trata de hacer meditación y de relativizar las cosas que te suceden. Aliméntate bien. Come mucha fruta, verdura y proteína de calidad.

Siguiendo estos consejos y siendo consciente de tu nivel de estrés, estoy seguro que serás capaz de dar los pasos necesarios para cambiar de hábitos y comenzar una dieta que te ayude a conseguir tu objetivo; perder peso con salud y disfrutar de la vida.

Sé Feliz
Pedro García.

Te ha sido útil esta información??? Compártela con tus amigos
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn

Pedro García

Comencé a realizar deporte en 1985 en el colegio. Futbol, Baloncesto y Balonmano y Voleibol los practicaba asiduamente. En 1988 mis padres me regalaron una bicicleta y comecé una apasionante andadura que me llevó a representar a España en distintas paralimpiadas (Barcelona 92 y Atlanta 96) campeonatos del mundo, campeonatos de europa y distintos eventos dentro del grupo de tandems de la ONCE. Mi función era piloto de tandem. También corría a título indidual en distintas pruebas a nivel nacional.
Con el paso del tiempo me ha gustado y apasionado el deporte y lo relacionado con el aumento de forma y rendimiento, llegando a un profundo conocimiento de los electroestimuladores y la nutrición aplicada a aumentar el rendimiento, la fuerza y la resistencia.
Y para compartir mis conocimientos, decidí crear este blog.
Espero que os guste y sobre todo que os ayude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *