Tiroides y alimentos prohibidos que debes evitar

alimentos prohibidos si tienes malfunción tiroidea

El tiroides es esa glándula endocrina, de las más grandes del cuerpo, con forma de mariposa, que tienes en la parte anterior del cuello y que influye en casi todas las células de tu cuerpo.

La glándula tiroides tiene un papel importante en todos los procesos que suceden dentro de tu cuerpo.

Cansancio y control del peso es lo más fácil de relacionar con el tiroides pero créeme que hay mucho más síntomas que te pueden estar avisando que tu tiroides no funciona bien como son el estreñimiento, los dolores de cabeza a primera y última hora de la mañana, fatiga y cansancio físico, apatía y depresión…

Te conté algo sobre esto en el artículo anterior y te dejé un truco para saber si tu tiroides no funciona correctamente.

Cómo saber si el Tiroides no te deja perder peso

Cuando los niveles hormonales tiroideos están descontrolado, tú también lo estás.

Ante este tipo de situaciones hay cosas que te afectan y no puedes controlar, como es la carga genética, pero hay otras que sí puedes hacer para mejorar el funcionamiento del tiroides.

Una de ellas el control de alimentos y nutrientes que comes cada día.

Si tienes una alteración tiroidea debes de llevar una relación de alimentos que puedes comer sin problema, alimentos que debes de comer con moderación y de alimentos prohibidos.

No debes de llevar una dieta, pero sí tienes que saber qué alimentos están prohibidos y cuáles están permitidos para que la glándula tiroides funcione lo mejor posible.

En este artículo te cuento los alimentos que debes evitar si tienes alterado el tiroides.

Lista de alimentos prohibidos para la tiroides

Granos con gluten como el trigo, la soja, productos lácteos incluido el queso, algunos frutos secos y algunas verduras como el brócoli, debes de tomarlos con precaución o según esté de afectado tu tiroides, incluso eliminarlos de tu dieta.

Cuando la tiroides produce muy poca cantidad de hormona tiroidea, aparece el hipotiroidismo.

En muchos casos, la mala función tiroidea está relacionado con una falta de yodo.

El yodo es esencial para un correcto funcionamiento del tiroides y lo puedes encontrar en los pescados que provienen del mar y mariscos (Caballa, bacalao, atún, mejillones…)

Y de la tierra, algunos alimentos ricos en yodo son la carne roja, los huevos, el pollo y el hígado de cordero.

Si vas a utilizar sal, que sea yodada.

El yodo quizás es la pieza clave para activar la producción de hormona tiroidea.

Si tu médico lo ve conveniente, puede recomendarte tomar suplementos de yodo para activar la producción de la hormona tiroidea

Cuidado con el gluten. Es un alimento que debería estar prohibido si tienes problemas con el tiroides

Las personas con hipotiroidismo o Hashimoto son muy propensas a tener sensibilidad al gluten.

Esta sensibilidad, que no alergia, hace que el sistema digestivo funcione mal, por lo que los alimentos con gluten no son totalmente digeridos.

En algunos casos esto puede crear el síndrome de intestino permeable.

Cuando esto sucede, algunas partículas de alimento se “escapan” del intestino sin estar totalmente digeridas y pueden ser absorbidas por el torrente sanguíneo, donde son identificadas erróneamente como antígenos (sustancias que no deberían de estar ahí) En estos casos el organismo se prepara para defenderse de estos antígenos y produce anticuerpos contra ellos.

Estos antígenos son muy parecidos a la composición molecular del tiroides.

Por este motivo se produce una reacción autoinmune, es decir, tu cuerpo ataca accidentalmente al tiroides. Es una especie de “guerra civil” dentro de tu cuerpo en el que el mayor perjudicado es tu tiroides y por supuesto tú ya que eres quien sufres las consecuencia de esa batalla (cansancio, fatiga, no eres capaz de bajar de peso, depresión…)

Tu médico puede realizarte una prueba para detectar sensibilidades a alimentos como el gluten. Para ello hay que medir los anticuerpos en sangre de IgG e IgA.

A nivel digestivo, también el gluten es causa de estreñimiento e inflamación en personas con problemas de tiroides.

¿Cómo puedes saber si el gluten te sienta mal?

Muy fácil. Haz una prueba.

Durante 3-4 semana trata de tomar alimentos que no tengan gluten y observa tu piel, tu nivel de energía, tu ánimo, cómo está tu cuerpo, especial atención a la última semana de esta prueba, es decir, si a medida que van pasando los días desde que dejaste de comer gluten, te vas encontrando mejor.

ES MUY IMPORTANTE QUE MÍNIMO SEAN 3 SEMANAS PARA QUE LA PRUEBA SALGA BIEN

Pasado ese periodo, vuelve a tomar alimentos con gluten, a ver qué ocurre.

Si no pasa nada, fantástico. Prueba superada. No tienes este tipo de problema con el tiroides.

Si notas que te duele la zona intestinal, sientes como pinchazos y burbujitas que explotan en tus intestinos, pesadez en el cuerpo y a los pocos días de retomar el gluten vuelven a aparecer problemas en la piel, quizás deberías de plantearte tu relación con los alimentos que tienen gluten.

Hay una prueba que se llama sensibilidad al gluten no celiaca.

Que te siente mal el gluten no quiere decir que seas celiaco. Puede estar muy estrechamente relacionado con el tiroides.

Cuidado con la soja

La soja puede provocar estrés digestivo, daño al tiroides y debilidad en el sistema inmunológico. Lamentablemente, casi toda la soja que comemos en el mundo occidental es de origen transgénico.

Los fitoestrógenos que tiene la soja son potentes agentes que pueden afectar el tiroides. La cáscara de la soja sin fermentar tiene también acción antitiroidea, ya que favorecen la eliminación de tiroxina (T4) por las heces.

Evita bebidas de soja y alimentos de soja sin fermentar como la leche de soja, carne de soja, queso de soja…

Por el contrario, alimentos con soja fermentada como el natto, el miso y el tempeh son idóneos para la salud del tiroides.

Trata siempre que la soja utilizada para estos productos sea orgánica.

https://espanol.mercola.com/boletin-de-salud/la-soya-puede-danar-su-salud.aspx

Reduce el consumo de cacahuetes, almendras, coles y rabanitos

Este tipo de verduras son un excelente alimento pero si tienes malfunción tiroidea, mejor reducir su ingesta. Como mucho una o dos veces a la semana.

En caso de las coles, coles de bruselas, repollo, coliflor, brecol y brócoli, mejor siempre al vapor o cocidas. Evita comerlas crudas ya que tiene compuestos bociógenos.

Los rabanitos no hay que cocerlos, pero al igual que las coles, tiene bociógeno que no le sientan bien al tiroides.

Los bociógenos son compuestos químicos presentes de manera natural en algunos tipos de vegetales. Bloquean la absorción y utilización del yodo, reduciendo la actividad de la glándula tiroides

También con bociógenos tienes los cacahuetes y las almendras.

Aunque tienen altas propiedades nutritivas, los frutos secos como los cacahuetes y las almendras hay que consumirlos con moderación ya que los bociógenos que tienen pueden interferir con la función hormonal de la glándula tiroides.

La soja también tiene efecto bociogeno.

Estos son algunos de los alimentos con los que no se lleva bien el Tiroides.

Si crees que puedes tener una malfunción tiroidea, prueba a evitarlos y observa cómo reacciona tu cuerpo.

No dejes de visitar a tu médico. El siempre te dará el mejor tratamiento adaptado a tus necesidades.

Sé Feliz
Pedro García

¿Necesitas un electroestimulador?

Te ayudaré a encontrar el mejor electroestimulador que se adapte a tus necesidades comprar un electroestimulador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados

También te puede interesar

-67%
1,00 
12,95 
12,95 
-45%
10,90 
-19%
325,00 
25,00 
60,00 
-40%
6,00 
Abrir chat
1
¡¡¡Hola!!!
¿Estás buscando algún producto y no tienes claro cuál es el que necesitas?

¿Quieres que te ayude?