logo dsf
Que electroestimulador comprar

Categorías de productos

Hipotiroidismo y alimentos prohibidos que debes evitar

alimentos prohibidos si tienes malfunción tiroidea

La tiroides es una glándula endocrina en forma de mariposa ubicada en la parte anterior del cuello, y desempeña un papel importantísimo en numerosos procesos dentro de tu organismo.

El hipotiroidismo es una condición en la que la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas para mantener el cuerpo funcionando correctamente. Esta circunstancia puede tener impactos significativos en la salud y el bienestar general.

Si bien es común asociar el cansancio y los problemas de peso con el hipotiroidismo, te sorprendería saber que existen muchos otros síntomas que podrían indicar una baja función de la tiroides. Entre ellos se incluyen;

  • estreñimiento
  • dolor de cabeza matutinos o nocturnos
  • subida del colesterol debido a una reducción en el metabolismo de lípidos
  • subida de la glucosa en sangre
  • bajada de hierro en sangre debido a una reducción en la absorción intestinal
  • fatiga física y mental
  • apatía
  • niebla mental
  • mala concentración
  • y depresión, entre otros

Estos efectos pueden contribuir a problemas de salud adicionales y afectar la calidad de vida de las personas con hipotiroidismo.

Te conté algo sobre esto en el artículo anterior y te dejé una prueba que puedes realizar en tu propia casa para saber si tu tiroides no funciona correctamente.

Cuando los niveles hormonales tiroideos están descontrolado, tú bienestar se ve afectado

Existen circunstancias que afectan directa o indirectamente a la función de tu tiroides y sobre las cuales no tienes control, como la carga genética. Sin embargo, hay otras en las que sí puedes intervenir y contribuir para que tu tiroides funcione mejor.

Una de ellas es controlar el nivel de estrés ya que este afecta muy negativamente al funcionamiento de esta glándula.

Otro es poner atención en los alimentos y nutrientes que consumes cada día.

Por ejemplo, algo que muchas personas desconocen es que el consumo de gluten y productos lácteos no está recomendado para personas con hipotiroidismo.

Si tienes hipotiroidismo, es importante que conozcas la conexión que existe entre esta afección y la dieta ya que tienes alimentos que puedes consumir sin problema, algunos que debes ingerir con moderación, y alimentos prohibidos para el hipotiroidismo.

No es necesario que sigas una dieta estricta, pero sí es fundamental que conozcas qué alimentos están prohibidos y cuáles están permitidos para garantizar el mejor funcionamiento de la glándula tiroides.

En este artículo te mostraré qué alimentos debes evitar si tienes hipotiroidismo, y también te enseñaré cómo la luz roja puede mejorar tu función tiroidea de manera natural.

En tu dieta no debe faltar Yodo

Cuando la tiroides produce una cantidad insuficiente de hormona tiroidea, surge el hipotiroidismo. En muchos casos, esta disfunción tiroidea está vinculada a una deficiencia de yodo.

El yodo desempeña un papel vital en la producción de hormonas tiroideas. Este mineral esencial ayuda en la conversión de la hormona tiroxina (T4) en triyodotironina (T3), formas activas de las hormonas tiroideas que regulan el metabolismo y otras funciones corporales.

Por lo tanto, asegúrate de incluir alimentos ricos en yodo en tu dieta para garantizar el funcionamiento óptimo de tu tiroides.

Algunas opciones saludables son:

  • Principalmente pescados y mariscos del mar, como la caballa, el bacalao, el atún y los mejillones.
  • Y alimentos de origen terrestre como la carne roja, los huevos, el pollo y el hígado de cordero.

Una recomendación importante es utilizar sal sin refinar en tu cocina

Este tipo de sal proporciona minerales naturales presentes en el agua de mar, incluyendo el yodo.

Por el contrario, la sal refinada tiende a ser deficiente en minerales y puede contener aditivos que carecen de valor nutricional alguno.

Si tu médico lo considera necesario, podría recomendarte tomar suplementos de yodo para estimular la producción de hormona tiroidea y así mejorar el funcionamiento de tu tiroides.

Es importante seguir las indicaciones médicas y mantener un equilibrio adecuado en tu consumo de yodo para garantizar el bienestar de tu tiroides y tu salud en general.

Lista de alimentos prohibidos para la tiroides

Granos con gluten como trigo, cebada o centeno, la soja, productos lácteos incluido el queso, algunos frutos secos y ciertas verduras crucíferas como el brócoli, pueden interferir con el funcionamiento de tu tiroides y empeorar los síntomas del hipotiroidismo.

Ajustar su consumo según el grado de afectación de tu tiroides es esencial para controlar la condición y mejorar tu calidad de vida.

Voy a profundizar más en cada uno de ellos para que conozcas cómo afectan negativamente la función de la glándula tiroides.

Cuidado con el gluten: estos alimentos deberían estar prohibido si tienes hipotiroidismo

Se ha observado que la proteína del gluten presente en el trigo, la cebada o el centeno, puede interactuar con el sistema inmunitario y desencadenar una respuesta autoinmune en individuos con una baja función tiroidea. Este proceso involucra la activación de células inmunitarias, como linfocitos T y células B, que producen anticuerpos dirigidos contra las proteínas del gluten.

Sin embargo, también se ha observado que estos anticuerpos pueden tener una reactividad cruzada con componentes de la glándula tiroides, lo que en muchos casos puede conducir a la inflamación y daño tiroideo.

qué pan comer cuando se esta a regimen en www.deporteysaludfisica.com
Cuidado con el gluten si tienes hipotiroidismo

Estos antígenos son muy parecidos a la composición molecular del tiroides y por este motivo se produce una reacción autoinmune, es decir, tu cuerpo ataca accidentalmente al tiroides.

Es una especie de “guerra civil” dentro de tu cuerpo donde el mayor perjudicado es tu tiroides y por supuesto tú, ya que eres quien sufres las consecuencia de esa batalla (cansancio, fatiga, no eres capaz de bajar de peso, depresión, gases o pinchazos abdominales…)

Tu médico puede realizar una prueba para detectar sensibilidades a alimentos como el gluten. Para ello hay que medir los anticuerpos en sangre de IgG e IgA.

Las personas con hipotiroidismo o Hashimoto son muy propensas a tener sensibilidad al gluten

A nivel digestivo, también el gluten es causa de estreñimiento e inflamación en personas con problemas de tiroides.

Esta sensibilidad, que no alergia, hace que el sistema digestivo funcione mal, por lo que los alimentos con gluten no son totalmente digeridos.

En algunos casos esto puede crear el síndrome de intestino permeable.

Cuando esto sucede, algunas partículas de alimento se “escapan” del intestino sin estar totalmente digeridas y pueden ser absorbidas por el torrente sanguíneo, donde son identificadas erróneamente como antígenos (sustancias que no deberían de estar ahí)

En estos casos, el organismo se prepara para defenderse de estos antígenos y produce anticuerpos contra ellos, pero esta circunstancia puede crear inflamación articular o problemas musculares entre otros.

¿Cómo puedes saber si el gluten te sienta mal?

Muy fácil. Haz una prueba.

Durante 3-4 semana trata de tomar alimentos que no tengan gluten y observa tu piel, tu nivel de energía, tu ánimo, tu concentración, si tienes menos gases, si se reduce el dolor de articulaciones o si las digestiones son menos pesadas.

Si todo esto mejora, quizás debas plantearte una nueva relación con el gluten.

gluten y problema tiroides
Cuidado con el gluten. No se lleva bien con el hipotiroidismo

PARA QUE LA PRUEBA SALGA BIEN, MUY IMPORTANTE QUE MÍNIMO DURE 3 SEMANAS

Pasado ese periodo, vuelve a tomar alimentos con gluten, a ver qué ocurre en tu cuerpo.

Si no pasa nada, fantástico. Prueba superada.

Si notas que al retomar la ingesta de este tipo de alimentos te duele la zona abdominal, sientes como pinchazos y burbujitas que explotan en tus intestinos, pesadez en el cuerpo, cansancio muscular, y a los pocos días de retomar el gluten reaparecen problemas en la piel o niebla mental, es momento de ir dejando de lado estos alimentos porque tu cuerpo no los puede digerir correctamente.

Hay una prueba que se llama sensibilidad al gluten no celiaca.

Que te siente mal el gluten no quiere decir que seas celiac@. Esta situación puede estar muy estrechamente relacionada con el tiroides.

Alguno de los alimentos que contienen gluten son:

  • Pan
  • Pasta (fideos, espaguetis, pizza…)
  • Cereales procesados (de trigo, centeno, cebada, triticale, espelma, kamut y avena)
  • Galletas
  • Pasteles y bollería
  • Cerveza
  • Salsas y aderezos

Es importante leer las etiquetas de los alimentos procesados, ya que muchos productos pueden contener gluten de forma oculta.

Artículo científico de referencia

Un estudio publicado en la revista Thyroid Research (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4864390/) examinó la relación entre la sensibilidad al gluten y el hipotiroidismo, destacando la importancia de una dieta libre de gluten en el manejo de la enfermedad tiroidea.

El caso especial de la avena

Aunque la avena no contiene gluten, algunos estudios sugieren que la avenina, una proteína presente en la avena, puede causar problemas similares a los del gluten en personas sensibles.

Por lo tanto, las personas con hipotiroidismo y sensibilidad al gluten deberían evitar también la avena o elegir opciones certificadas como libres de gluten.

Cuidado con la soja

La soja puede provocar estrés digestivo, daño al tiroides y debilidad en el sistema inmunológico. Lamentablemente, casi toda la soja que comemos en el mundo occidental es de origen transgénico.

Los fitoestrógenos que tiene la soja son potentes agentes que pueden afectar el tiroides. La cáscara de la soja sin fermentar tiene también acción antitiroidea, ya que favorecen la eliminación de tiroxina (T4) por las heces.

Evita bebidas de soja y alimentos de soja sin fermentar como la leche de soja, carne de soja, queso de soja…

Por el contrario, alimentos con soja fermentada como el natto, el miso y el tempeh, son idóneos para la salud del tiroides.

Trata siempre que la soja utilizada para estos productos sea orgánica.

La Soja ha sido relacionado con daño cerebral y Cáncer de Mama

La soja tiene bociógenos y estos reducen la función del tiroides.

Leche y productos lácteos

La relación entre el hipotiroidismo, la tiroiditis Hashimoto y el consumo de lácteos, presenta numerosas complicaciones.

A pesar de que la leche y el yogurt son reconocidos por su aporte de nutrientes esenciales, la mayoría de los productos lácteos actuales sufren un alto grado de procesamiento, lo que puede desencadenar inflamación y tener impactos negativos en la función tiroidea.

Un aspecto significativo es la conexión entre la intolerancia a la lactosa y la consiguiente mala absorción de nutrientes, una problemática que cobra especial relevancia en individuos con hipotiroidismo.

Además, la sensibilidad a proteínas específicas de la leche, como la caseína y la proteína de suero, también se manifiesta como un factor importante. En el caso de personas que padecen enfermedades autoinmunes como la tiroiditis Hashimoto, esta sensibilidad se agrava, ya que el organismo no tolera adecuadamente estas proteínas lácteas, provocando respuesta inmunitaria.

Estudio

Los pacientes con Hashimoto a menudo deben eliminar la lactosa debido a la intolerancia y las interacciones con la levotiroxina y el gluten, llegando a provocar posibles interacciones de la gliadina con los antígenos tiroideos. La importancia de los factores nutricionales y el manejo dietético de la tiroiditis de Hashimoto

Esta respuesta inmunitaria puede resultar en la liberación de citocinas proinflamatorias y la activación de células inflamatorias en el tiroides, lo que contribuye a la inflamación y disfunción tiroidea.

Además, la inflamación puede alterar la regulación de la expresión génica en las células tiroideas, afectando la función celular y la producción de hormonas.

Estudio

La influencia de la intolerancia a la lactosa y otros trastornos del tracto gastrointestinal en la absorción de L-tiroxina

Reduce el consumo de coles y rabanitos

Este tipo de verduras son un excelente alimento pero si tienes mala función tiroidea, mejor reducir su ingesta. Como mucho, una o dos veces a la semana.

En caso de las coles, coles de bruselas, repollo, coliflor, brecol y brócoli, mejor siempre al vapor o cocidas.

Evita comerlas crudas ya que tiene compuestos bociógenos.

Los rabanitos no hay que cocerlos, pero al igual que las coles, tiene bociógeno que no le sientan bien al tiroides.

Los bociógenos son compuestos químicos presentes de manera natural en algunos tipos de vegetales. Bloquean la absorción y utilización del yodo, reduciendo la actividad de la glándula tiroides.

Cacahuetes, almendras y tiroides

Las personas con Hipotiroidismo deberían evitar comer almendras y cacahuete ya que estos frutos secos contienen también bociogénicos y esto puede interferir con la absorción de yodo, que es esencial para la función tiroidea y hormonal.

¿Puedo comer almendras si tengo hipotiroidismo? ¿Y cacahuetes?

A mí personalmente me encantan, pero me he dado cuenta que las almendras son malas para la tiroides. Lo mismo me sucede con los cacahuetes.

Al día siguiente de comerlos tengo niebla mental, los músculos me duelen más cuando hago deporte y tardo bastante más días en recuperar.

Si tienes mala función tiroidea y te gustan estos frutos secos, te invito a que hagas la prueba anteriormente mencionada con el gluten. Deja unas semanas de comerlos y pasado este tiempo, prueba a comerlos de nuevo, a ver qué sucede en tu cuerpo.

alimentos prohibidos para el tiroides. Almentras y tiroides
Almendras y tiroides no se llevan bien.

Aunque tienen altas propiedades nutritivas, si tienes problemas con el tiroides, los frutos secos como los cacahuetes y las almendras debes evitarlos o consumirlos con moderación.

Si puedes evitarlos, será mejor para tu salud.

Como mejorar el tiroides con luz roja

Si tu tiroides no funciona correctamente, la terapia de luz roja podría ser beneficiosa para ti.

Esta técnica no invasiva emplea luz con longitud de onda específica (entre 600 y 900 nanómetros) y ayuda a mejorar el estado general de bienestar, incluyendo trastornos relacionados con el tiroides.

Diferentes estudios científicos confirman que ayuda a mejorar los síntomas del hipotiroidismo y favorece la producción de energía en el cuerpo.

Consiste en aplicar luz roja en la glándula tiroides durante períodos determinados.

Luz roja tiroides

Se han observado mejorías medibles tras una semana de aplicaciones diarias.

Además, la terapia de luz roja también puede mejorar la función tiroidea en personas sanas.

La luz roja tiene propiedades antiinflamatorias y estimulantes para la producción de células, lo que puede ayudar a mejorar la función tiroidea.

Una de las principales ventajas de la terapia de luz roja para mejorar el tiroides es su capacidad para aumentar la producción de hormonas tiroideas.

La luz roja puede ayudar a regular la producción de hormonas tiroideas y reduce la inflamación, mejorando así la función de la tiroides.

Estudios científicos sobre la luz roja y tiroides

En este estudio se comprobó cómo la luz roja promueve la mejora de la función tiroidea.

Estudio

Terapia con luz roja de bajo nivel en la tiroiditis autoinmune crónica

En este otro estudio, 43 pacientes con antecedentes de tratamiento con levotiroxina para el hipotiroidismo se asignaron al azar para recibir 10 sesiones de luz roja o 10 sesiones de un tratamiento con placebo.

Los resultados mostraron una diferencia significativa en la dosis media de levotiroxina necesaria para tratar el hipotiroidismo entre el grupo tratado con luz roja (38,59 ± 20,22 μg/día) en comparación con el grupo placebo (106,88 ± 22,90 μg/día, P<0,001). 

Estudio

Luz roja en el tratamiento de pacientes con hipotiroidismo inducido por tiroiditis autoinmune crónica

Estudio

Eficacia de la fotobiomodulación como terapia adicional en la tiroiditis de Hashimoto

La terapia de luz roja también puede ayudar a mejorar problemas de la piel relacionadas con la tiroides.

Algunos de los síntomas de enfermedades de la tiroides pueden incluir piel seca y escamosa.

La terapia de luz roja puede ayudar a mejorar la apariencia de la piel al estimular la producción de colágeno y elastina, lo que favorece la reducción de arrugas y mejora la elasticidad y el aspecto de la piel.

Estudio

Terapia con luz roja en la piel: estimulante, curativa, restauradora

Otra de las ventajas de la regulación de la tiroides es una mayor pérdida de grasa y una temperatura corporal más alta, ya que tiroides y frío van de la mano (las personas con hipotiroidismo suelen tener siempre sensación de frío y una temperatura corporal más baja)

Estudio

Terapia con luz roja de bajo nivel para la reducción de peso

Si crees que puedes tener una mala función tiroidea, prueba a evitar los alimentos mencionados en este artículo y observa cómo reacciona tu cuerpo.

No dejes de visitar a tu médico. El siempre te dará el mejor tratamiento adaptado a tus necesidades.

Sé Feliz

Pedro García

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sabias que el magnesio quita los calambres
Sabías qué

Remedio infalible para la tos

¿Sabías que el vicks vaporub es un buen remedio para la tos que te lo puedes aplicar en los pies?
Normalmente se aplica en el pecho, pero si lo haces en los pies, será un potente remedio para la tos que te ayudará a dormir.

Leer más »
Abrir chat
1
¡¡¡Hola!!!
¿Estás buscando algún producto?
¿Quieres que te ayude?