Qué ejercicio quema más grasa; Caminar, Cinta, Elíptica o Spinning

¿Conoces las ventajas de cada ejercicio para perder peso?

Es la eterna pregunta ¿Cómo hago para perder las máximas calorías en el menor tiempo posible?

Hay 4 opciones que están a la mano de casi todo el mundo:
Caminar, Cinta de correr, Elíptica y Bicicleta de Spinning.

Te cuento qué de bueno te aportan unas y otras para perder peso y cuál sería el orden correcto para que no te estanques en la pérdida de peso.

Caminar: Esta sería la opción con la que tenemos que empezar. Es sencilla y fácil de realizar. No necesitas mucha inversión. Un par de zapatillas y ropa cómoda. Si quieres distraerte, puedes escuchar música o tu programa de radio favorito mientras caminas. Incluso escuchar un audiolibro. Siempre te aportará conocimiento mientras estás quemando calorías. Lo recomendable es una hora a un ritmo que te cueste hablar. Ligerit@.

Esta es la mejor opción para comenzar. Recomiendo entre dos y tres meses caminando a un ritmo rápido por una hora. Máximo hora y media.

¿Te estás estancando y no bajas peso?
Dos días a la semana puedes intercalar el caminar rápido con la Elíptica. El trabajo en la Elíptica es un ejercicio que no implica mucho impacto y comienzas también a mover más los brazos. Puedes incluso hacer fuerza con ellos durante 30 segundos cada dos minutos. Este ejercicio los trabajará pero además, al intervenir más músculos aparte de las piernas (Brazos, Pectorales, Dorsales) conseguirás quemar más calorías. También puedes realizar series con las piernas. Subiendo la resistencia de la Elíptica durante 1 minuto y 2 minutos descansando. O series progresivas en las que cada minuto, subas un poquito más la intensidad hasta que llegues a unas pulsaciones altas. Progresivamente. Una vez llegues a tu tope marcado, vuelves de nuevo progresivamente a una intensidad suave para para terminar el entrenamiento con la vuelta a la calma.
Para la Elíptica, aplica intensidad y realiza series. Con 30 minutos de ejercicio haciendo series es suficiente. Si no haces series y prefieres llevar un ritmo constante, entre 40 y 60 minutos.

Recomendable entre dos y tres días por semana si lo vas a hacer a media-alta intensidad.

¿Te vuelves a estancar y todavía puedes seguir bajando peso?
Pasamos de caminar a correr. Este ejercicio, siempre que las rodillas las tengas bien y tu peso no sea elevado, te hará quemar todavía más calorías. Además, al generar más impacto en tus piernas, los huesos se ven obligados a hacerse más fuertes. Con la carrera a pie, bien sea en la calle o en cinta, tu pulso ya es más elevado. Tu cuerpo necesita quemar más calorías para que puedas ir más rápido. También generas más cansancio, por lo que tenemos que incorporar días de descanso entre semana. Esos días de descanso puedes aprovechar y volver a salir a caminar, que es un ejercicio suave que te ayudará a recuperar la musculatura de estos entrenamientos mientras sigues quemando calorías.
Recomendable entre 3 y 4 días por semana entre 30 y 60 minutos, según la intensidad aplicada.

¿Y si quieres perder más peso todavía porque necesitas afinar?
Entonces Spinning. La bicicleta de carretera o montaña, si no tienes experiencia con ella no la recomiendo para bajar de peso. Es complicado marcar un ritmo o un pulso mientras que tienes que estar atent@ al tráfico, al camino o a la orografía de la ruta. Si tienes experiencia, sin problema, úsala. Pero si no tienes experiencia con las bicicletas y su entorno, es mejor el spinning. Todo está más controlado. No hay ningún peligro externo que te distraiga de tu objetivo. Además, tienes música y al monitor que te motiva para llegar al ritmo e intensidad propuesta. En el spinning trabajas todos los músculos de las piernas, los glúteos, los lumbares, y cuando te pones de pie, los tríceps, antebrazos y la parte alta de la espalda. Te recomiendo que cuando te pongas de pie sobre la bici de spinning y hagas fuerza con las piernas, también hagas fuerza con los bíceps (tienes que ir a bajas revoluciones para hacer esto). Tirando del manillar hacia ti en cada pedalada. Trabajarás también bíceps y dorsales. Cuando toque ir a baja cadencia y haciendo fuerza, como si fueras subiendo una montaña, haz fuerza con el cuádriceps para bajar el pedal pero también utiliza los isquiotibiales cuando subas el pedal. Tirando del pedal hacia arriba. Con una pierna haces fuerza para abajo y con el otro, tiras hacia arriba. Trabajas también de esta manera los isquiotibiales con el “pedaleo redondo”. Cada músculo que ejercites, son calorías que quemas. Por supuesto si vas a clase de spinning es para hacerlo bien. No vale salir de la clase sin sudar. Si sales de una clase de spinning sin sudar, está claro que te has tocado la barriga todo el tiempo y que has ido a clase solamente a escuchar música. Lleva el pulsómetro y trabaja en las zonas que te proponga el profesor.
Entre dos y tres veces por semana, si lo haces a una intensidad elevada, es perfecto para perder peso. Hasta cuatro días por semana va bien. Puedes alternarlo con caminatas o elíptica pero suave, sin pasar de tu 60% de pulso. El día que toque recuperar, recuperamos. El día que toque entrenar, le damos duro para quemar el máximo de calorías posible.

Este podría ser el orden para que la pérdida de peso se efectiva. En todos los ejercicios vas a conseguir quemar calorías, siempre que la intensidad sea la apropiada y la alimentación acompañe a tu actividad.

IMPORTANTISIMO
Ya que hablo de alimentación, recuerda: Después de la clase de spinning o del entrenamiento que te toque, olvida los hidratos elaborados, las harinas refinadas, los azúcares, el alcohol… (patatas fritas, pasteles, cerveza, cocacolas o similares) Todo esto quítalo de tu dieta si estás buscando perder grasa. Ya sabes, tras el entrenamiento un par de piezas de fruta, un puñado de frutos secos sin tostar y sin sal, que sean naturales, una ensalada con carne o pescado a la plancha…

Así sí vas a perder peso.
Grarantizado

Sé Feliz
Pedro García

Share on Facebook70Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest2Share on LinkedIn4
Compártelo con tus amigos

Pedro García

Comencé a realizar deporte en 1985 en el colegio. Futbol, Baloncesto y Balonmano y Voleibol los practicaba asiduamente. En 1988 mis padres me regalaron una bicicleta y comecé una apasionante andadura que me llevó a representar a España en distintas paralimpiadas (Barcelona 92 y Atlanta 96) campeonatos del mundo, campeonatos de europa y distintos eventos dentro del grupo de tandems de la ONCE. Mi función era piloto de tandem. También corría a título indidual en distintas pruebas a nivel nacional.
Con el paso del tiempo me ha gustado y apasionado el deporte y lo relacionado con el aumento de forma y rendimiento, llegando a un profundo conocimiento de los electroestimuladores y la nutrición aplicada a aumentar el rendimiento, la fuerza y la resistencia.
Y para compartir mis conocimientos, decidí crear este blog.
Espero que os guste y sobre todo que os ayude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *