Titan desert experiencias de un finischer. Sexta etapa

Titán Desert Experiencias de un Finisher. 6ª y última etapa. La recompensa de los Finishers.

Share on Facebook38Tweet about this on Twitter0Share on Google+3Pin on Pinterest3Share on LinkedIn12

Esta edición de la Titán Desert by Garmin 2014 en la que he tenido la oportunidad de participar gracias a Compex, me ha servido para crecer interiormente. Ha aportado muchas cosas a mi vida.

Lo primero a lo que me ha ayudado ha sido a conocerme más a mí mismo. Me he dado cuenta de que la mayor parte de los límites de mi vida están en mi cabeza más que en mi cuerpo físico. Cuando pedalada tras pedalada el culo se quejaba y me dolía, podía  haber decidido dejar de sufrir en cualquier momento. Sin embargo, tenía un objetivo claro. Tenía la mente puesta en finalizar las seis etapas de la prueba. Por mi cabeza no pasaba la posibilidad de retirarme. Esto no estaba contemplado. Mis compañeros me preguntaban una y otra vez que cómo lo hacía. Cómo era capaz de pedalear con las heridas que tenía. Supongo que  hacía como el resto de los participantes que estaban pasando por la misma situación que yo, pensando de manera positiva y no dando ni tiempo ni espacio en mi mente para los pensamientos negativos; abandonar, dejar de sufrir, descansar… Realmente esto me ha hecho crecer como persona. He conocido de mí que la mayoría de los límites que hay en mi vida no son físicos, sino psicológicos. La Titán Desert ha sido una gran escuela y me ha ayudado a conocerme mejor. Ha sido una universidad.

No sólo para mí. También para muchos de los participantes, entre ellos el gran Juanito Ollarzabal, un tipo que ha subido a 26 montañas por encima de 8.000 metros. Es una de las únicas tres personas que hay en el mundo que ha subido dos veces el K2. Es un hombre realmente duro que a pesar de no tener cuerpo ni entrenamiento de ciclista, ha logrado terminar todas las etapas de esta Titán Desert 2014. Lo he visto sufrir y retorcerse sobre la bici y llegar al final de la etapa hecho polvo. En la mesa de masajes, Sonia de Compex hacía todo lo posible para que al día siguiente pudiera salir, y realmente lo conseguía. Reanimaba a Juanito y éste estaba listo para terminar la siguiente etapa. Ha sido un verdadero ejemplo de coraje y de voluntad. Me ha impresionado.

Tuve la oportunidad de hacerle una entrevista en la camilla de masaje mientras Sonia de Compex trataba de relajar esos duros músculos que ha forjado montaña tras montaña.

Otro de los grandes con quien tuve la oportunidad de conversar un ratito fue Triki Beltrán. Coincidimos en la carpa de Compex mientras nos daban un masaje relajante. Beltrán estuvo corriendo entre otros equipos en Banesto, en Mapei, US Postal, Discovery Chanel y Liquigas. Le pedí un consejo. El mejor consejo que Triki Beltrán le daría a una persona que quiera disfrutar del ciclismo. Aquí te dejo el video. Te pido perdón por el sonido porque es algo justo, pero escucha a Manuel Beltrán. La clave está precisamente en disfrutar, en pasarlo bien, en ser feliz con lo que haces.

Ya que estaba en la carpa de Compex, te voy a contar una estrategia para que puedas hacer tú también el día que realices tu primera Titán Desert. Esta estrategia va enfocada a la recuperación ya que será tu objetivo primordial; recuperar todo lo posible de un día para otro. Cuando llegues a meta, ve directamente a comer. Siempre, lo primero la comida. Arroz o pasta con algo de atún o carne. Seguidamente ve a la carpa de Compex y pide cita para el masaje. Diles que tienes que ducharte y que estarás listo en media hora. Te cogerán el nombre y media hora después, serás el primero en el masaje. En esa media hora tú te duchas, haces unos estiramientos y listo para recibir el masaje del Compex.

El masaje se realiza en una carpa como esta y realmente te ayuda a descargar la musculatura de la dura jornada de trabajo sobre la bicicleta.

En cuanto a la recuperación y suplementación en carrera, a mí me vino muy bien el magnesio líquido y los hidratos de carbono (unas pastillas que nos aportaban 60 gramos de hidratos de carbono y se comían muy bien) de la casa Nutrytec. También unos BCAAS en carrera para no permitir mucha degeneración muscular, aunque así y todo con tantas horas sobre la bici, llegué a perder masa muscular. Al llegar de la prueba, un batido de proteínas y unas sales regeneradoras y antes de salir, un batido de carbohidratos. Esto mantuvo al máximo toda la energía y vitalidad muscular de mi cuerpo. Mis músculos respondían a la perfección.

También hemos de aprovechar al máximo toda oportunidad de hidratación y de recuperación. En esta edición 2014 de la Titán Desert, en el segundo avituallamiento siempre teníamos la posibilidad de tomar un Powerade. Esta bebida no sólo nos hidrataba, sino que también recuperábamos las sales perdidas. Personalmente, notaba mucho su efecto. Cuando lo tomaba, veía todo con más optimismo y mi cuerpo se venía arriba. Era un chute de energía que me ponía las pilas, por lo que aprovechaba al máximo esta oportunidad. Incluso en algún avituallamiento llegué a tomarme dos.

Vi a algunos compañeros que no lo tomaban y bueno… a alguno ya se lo comenté. Tenemos que aprovechar toda oportunidad de hidratarnos y de recuperar el líquido y las sales perdidas durante estas etapas tan duras. Tras estas recomendaciones, lo probaron y menuda diferencia… sus comentarios fueron muy positivos ya que notaron que se venían arriba. Efectivamente, se sentían mucho mejor y más recuperados.

Siempre, este tipo de avituallamiento lo ponen aproximadamente en medio de la prueba. Ya sabes, no desperdicies esta oportunidad de hidratarte y de recuperar. Echale un vistazo a este video.

Y encaramos la sexta y última etapa.

Ruta: Merzouga – Maadid

Distancia Etapa: 67,4 km

Desnivel Acumulado: 444m

Terreno: Pistas desérticas con una zona intermedia de difícil navegación.

Las Claves de Etapa: A pesar de ser la más corta y última etapa, atención a unos kilómetros en la parte central de la etapa. Dificultad en la navegación, terreno blando que complicarán la llegada al arco final.

perfil etapa 6 Titan Desert

Esta fue otra etapa en la que tuvimos que utilizar el navegador GPS ya que no estaba marcado el recorrido en su totalidad. Un consejo sobre este aspecto si vas a ir a la Titán Desert por primera vez; trata de aprender cómo se utiliza tu GPS. Esto es muy importante. No llegues allí sin tener ni idea de cómo poner un punto de paso o de cómo interpretar la información que te da tu GPS. Busca en youtube, mira en la web de Garmin… haz lo que sea pero haz cosas por aprender. El saber cómo funciona tu GPS y sobre todo el conocer e interpretar bien toda la información que te da, es fundamental. Recuerda que como he contado en un artículo anterior, los niños en los pueblos muchas veces cambian las señales que la organización pone y otras veces, como en esta última etapa de la edición 2014, es obligatorio la navegación. Hay kilómetros y kilómetros de terreno liso y sin ningún camino que te pueda orientar, tan sólo te pueden servir de guía las rodadas de los que van delante, pero… tampoco esas rodadas te aseguran que ese sea el camino bueno ya que es posible que los de delante, si no siguen bien las indicaciones del GPS, también estén perdidos. Lleva este punto bien entrenado y estoy seguro que te evitarás hacer más kilómetros de la cuenta. En esta última etapa me encontré con un grupo que había hecho 40 kilómetros de más. Se habían perdido y todo por ir más pendiente de las rodadas que del GPS. Te doy algunas indicaciones que te ayudarán:

Trata de aprender a introducir los waypoints: Estos son los puntos de paso obligatorios y los puntos de avituallamiento que tiene la organización a lo largo de la etapa. En el libro de ruta o Road Book vienen perfectamente detallados y por la noche, en los briefing, si hay alguna modificación de última hora te dan los waypoints correctos, así que a las reuniones de cada noche lleva el Roadbook de la siguiente etapa y un lápiz o bolígrafo para apuntar las modificaciones.

Practica la introducción de datos en tu GPS: Cuando llegues a la Titán Desert, ten la precaución de ser muy hábil con la introducción de datos. Así no te será difícil el manejo de tu GPS y los waipoits los entrarás en un abrir y cerrar de ojos sin cometer error alguno, ya que un error en la introducción de estos datos te puede llevar a un punto incorrecto en la ruta.

Entrena en tu casa la navegación: Introduce puntos GPS y síguelos. Practica esto mucho porque es habitual en la Titán Desert. Aprende a confiar en tu GPS.

Personalmente, me gustó la sensación de la navegación. Vas por el medio de la nada, siguiendo las indicaciones de tu GPS, confiando totalmente en el y de repente… aparece el avituallamiento. Me gustó.

Te dejo un video en el que Rubén y yo íbamos navegando en medio del desierto.

Esta etapa fue la más corta, pero no por eso dejó de tener interés. Había pasos con bancos de arena, pueblos por los que pasar en los cuales los niños jugaban con nosotros cambiando las señales de orientación, teníamos que utilizar la navegación… la verdad es que estuvo entretenida.

Me gustó aprender de Rubén cómo reconocer cuál es el mejor paso para encarar una duna o un banco de arena y no quedarte pinchado en el intento. Esta operación nos hacía ahorrar mucho tiempo. No te puedes imaginar el tiempo que se tarda en bajarte, ir caminando por encima de la arena y arrastrando la bici hasta que encuentras un terreno más duro y volver a montarte para arrancar. Esta acción no sólo requiere bastante tiempo, sino que también te rompe el ritmo.

Te dejo un video resumen de la última etapa y con unos consejos para surfear sobre las dunas.

Como bien decimos en el video, ha sido una experiencia espectacular en la que hemos aprendido el uno del otro. Hemos coincidido dos personas que teníamos el mismo objetivo; disfrutar al máximo la experiencia y pasarlo lo mejor posible saboreando cada momento, cada detalle, cada imagen.

Realmente, me ha encantado Marruecos. Un país lleno de grandísimos contrastes, de paisajes durísimos pero a la vez bellísimos y de personas buenas pero muy pobres y humildes.

Cuando pasábamos por los poblados, los niños se volvían locos con nosotros. Nos ponían la mano para que se la chocáramos. Unos la dejaban puesta y otros, normalmente los más mayores, te daban fuerte (cuidado con este gesto que os puede caer de la bici)

Titan desert paso de los pueblos

Muchas veces, una vez ya de vuelta, pensaba una y otra vez en la vida de esos niños. Qué tipo de oportunidades les dará la vida. Cómo será su vida cuando sean mayores. Niños como este del video que te muestro a continuación, que su cometido era estar todo el día en la carretera con su zorro del desierto, esperando a turistas para que lo acaricien y recibir a cambio cualquier cosa; unas monedas, un regalo, algo de comida, o simplemente nada.

También había otros niños y no tan niños que estaban alrededor de los hoteles tratando de vender algo para llevar dinero a sus casas.

Esto me llamó mucho la atención, más que nada porque yo tengo una hija y trato de darle lo mejor. He tenido la suerte de haber nacido en un lugar donde no es normal que los niños trabajen, o que los niños pidan para comer. Aquí en España, los niños van a la escuela y aprenden. Y lo mejor de todo es que yo no he hecho nada para nacer aquí, es decir; puedo entrenar para ser mejor deportista, puedo aprender para ser mejor profesional, pero no puedo decidir donde nazco. La vida me ha elegido para que yo naciera en España, un lugar donde se vive bien y hay muchas oportunidades. Podía haberme elegido para nacer en Marruecos, lugar donde no se vive tan bien. Por este motivo estoy muy agradecido y estoy obligado a aprovechar cada oportunidad que me da la vida.

Vi un detalle en algunos participantes que no me gustó nada. Por favor, no caigas tú en el mismo error.

Cada día teníamos para comer un menú similar. Muy variado pero similar; pasta, arroz, trigo hervido, carne, atún y un postre que eran parecido a las pastas de té. Variado y rico.

Había participantes que se quejaban de que todos los días lo mismo. Todos los días arroz. Ya estaban hartos de arroz. Por favor, si tú vas a correr la Titán Desert, no te quejes de la comida. No desprecies la comida que te ponen, sea lo que sea. A 10 metros de ti, hay niños y adultos que les encantaría comer todos los días tres veces, aunque fuera arroz.

Ve con una actitud positiva, con ganas de aprender, de vivir la experiencia, con el corazón abierto y observador. Aprende de la sencillez de esa gente. Personas que tienen muy poco pero que tiran cada día adelante. Personas que necesitan muy poco para pasar su día.

Y cuando vuelvas de la Titán Desert y pienses que la vida no te va bien, que te hace falta un golpe de suerte, acuérdate de esa gente que a pesar de no tener nada, tenían siempre una sonrisa en sus caras. Esto te ayudará a replantearte tus objetivos y a seguir peleando todavía con más ganas por tus metas.

Te dejo el video de teledeporte de la última etapa

Quiero cerrar estos artículos dando las gracias a todos mis compañeros; Jordi Viladons y Yago Sardina por su compañía, amistad y cercanía. Salva, Sonia, Conrado y Marga de Compex por haberme cuidado y dado tantos ánimos. Realmente me han venido bien porque ha habido momentos muy complicados. El dolor en algunas ocasiones era increíble. Vuestra sonrisa y cálidos ánimos me han ayudado mucho.

Titan Desert Finicher

Por supuesto gracias a Compex por haberme dado esta gran oportunidad que me ha ayudado a crecer como persona .

Y a ti, querido lector por haber seguido con interés esta narración de un finisher de la Titan Desert 2014. Espero que si algún día realizas esta fantástica prueba por etapa, mi experiencia y narración te sirvan de ayuda para ir lo mejor preparado posible.

No dejes nunca de pelear por tus sueños.

No dejes nunca de ser feliz.

Pedro García.

Share on Facebook38Tweet about this on Twitter0Share on Google+3Pin on Pinterest3Share on LinkedIn12

Pedro García

Comencé a realizar deporte en 1985 en el colegio. Futbol, Baloncesto y Balonmano y Voleibol los practicaba asiduamente. En 1988 mis padres me regalaron una bicicleta y comecé una apasionante andadura que me llevó a representar a España en distintas paralimpiadas (Barcelona 92 y Atlanta 96) campeonatos del mundo, campeonatos de europa y distintos eventos dentro del grupo de tandems de la ONCE. Mi función era piloto de tandem. También corría a título indidual en distintas pruebas a nivel nacional. Con el paso del tiempo me ha gustado y apasionado el deporte y lo relacionado con el aumento de forma y rendimiento, llegando a un profundo conocimiento de los electroestimuladores y la nutrición aplicada a aumentar el rendimiento, la fuerza y la resistencia. Y para compartir mis conocimientos, decidí crear este blog. Espero que os guste y sobre todo que os ayude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

One comentarios en “Titán Desert Experiencias de un Finisher. 6ª y última etapa. La recompensa de los Finishers.

  1. Muchas gracias por compartir con nosotros tus experiencias y tus buenos consejos. Para mi ha sido un descubrimiento fantástico tu web y la valiosa información que en ella hay como amante de la bicicleta y del deporte amateur. Gracias de nuevo y mi más sincera y sentida enhorabuena.