Crioterapia casera. Cómo tener tu estación de frío en casa

frio post entrenamiento con hielo

En el artículo anterior hemos visto algunos de los grandes beneficios que nos aporta el aplicar frío justo después de un duro entrenamiento:

  • Reduce el riesgo de contracturas.
  • Baja la inflamación de los músculos.
  • Acelera la recuperación
  • Elimina el dolor muscular

Acelera tu recuperación y recupera antes con este masaje secreto

También hemos visto que hay «maquinitas», no muy baratas por cierto, que con ayuda de nitrógeno líquido hacen bajar muy rápidamente la temperatura muscular.

Otro remedio más casero sería tener preparadas unas barras de hielo en un congelador. Cuando llegues de un entreno duro, llenas la bañera con agua fría, entras las barras de hielo y con mucho valor, te puedes un baño recuperador de agua fría (helada). Con 5 minutos tienes más que de sobra para conseguir el beneficio que produce el frio en tus músculos.

Este último remedio es más sencillo y económico que el de la máquina de nitrógeno líquido.

El inconveniente que tiene es que gasta gran cantidad de agua cada vez que tienes que llenar la bañera.

Hay otra manera muy eficaz y menos aparatosa de aplicar frío a tus músculos para bajar la temperatura y recuperar más rápido.

Crioterapia casera a tu alcance

El remedio es el siguiente: Coges un brick de leche o zumo o incluso un bote de leche de litro y medio. Me gusta más el brick de cartón porque tiene más parte plana y a la hora de dar el masaje, se aplica mejor, se agarra mejor y resbala menos. crioterapia casera Pártelo por la mitad, échale agua hasta dos dedos por encima del borde y éntralo en el congelador. No lo llenes hasta arriba del todo.

Justo cuando llegues a casa después del entrenamiento, antes de ducharte, sácalo del congelador y ponlo al lado de la bañera o plato de ducha.

Esto hará que se vaya descongelando poco a poco.

Es necesario que esté un poquito descongelado para que puedas sacar el hielo del bote de brick.

Comienza el masaje con frío

Cuando termines de ducharte (tiene que ser una ducha rápida y a ser posible con agua fresquita como vimos en este artículo)

Beneficios de la ducha de agua fría post-entrenamiento

sécate y viste tu parte de arriba con una camiseta para no coger frío.

De cintura para abajo, no te vistas.

Entra en la bañera y siéntate en el borde.

Si tienes plato de ducha, utiliza un banquito y siéntate en el dentro.

Saca el bloque de hielo del brick y úsalo para dar un masaje a todos los músculos que has entrenado;

  • cuádriceps,
  • isquios,
  • gemelos,
  • cintilla,
  • soleo,
  • bíceps,
  • tríceps,
  • aductor,
  • antebrazos,
  • hombros…

crioterapia en casa Céntrate en aquellos grupos musculares que más trabajaron duro ese día.

Si tienes una molesta en cualquier punto, insiste ahí un poquito más.

Aplica hielo en los músculos más doloridos

Deslizando el bloque de hielo por la piel, sin dejarlo parado en ningún punto. Haciendo presión sobre la piel como si estuvieras aplicando un masaje.

Trata de acabar el masaje justo cuando se haya derretido por completo el bloque de hielo. Esto puede ser entre 10 y 20 minutos, dependiendo de cómo de calientes estén tus músculos y de la temperatura ambiente. En verano durará menos el bloque de hielo que en invierno.

Cuando termines con el masaje y una vez te hayas secado, vestido y hecho los estiramientos, vuelves a llenar el bote de brick y de nuevo al congelador, a la espera de otro masaje recuperador con frío.

ATENCIÓN Y MUY IMPORTANTE a la hora de aplicar el masaje con hielo

Utiliza guantes aislantes para coger el hielo, o un trapo grueso.

Que el hielo no esté en contacto directo con tus manos porque te puedes quemar.

15 o 20 minutos con el hielo en las manos pueden hacerte daño. Evítalo usando los guantes aislantes o el trapo grueso.

Aísla tus manos del hielo mientras aplicas el frío en tus músculos.

Sensaciones tras la sesión de crioterapia casera

Tras este masaje vas a notar que recuperas mucho mejor de un día para otro;

  • que los músculos tienen una sensación de frescura y están sueltos,
  • que están tus músculos fresquitos y relajados,
  • incluso los días calurosos de verano recuperarás y dormirás mejor al tener una temperatura más baja,
  • y notarás también que las lesiones por contractura y sobrecarga desaparecen

Este es un truco muy sencillito pero tremendamente efectivo que hará sacar de ti tu máximo potencial.

Ponerlo en práctica cuesta muy poco.

Pruébalo y si te parece bien, coméntanos a todos qué tal te fue la experiencia.

Si te gustó el artículo, gracias por compartirlo con tus amigos.

Sé Feliz

Pedro García

¿Necesitas un electroestimulador?

Te ayudaré a encontrar el mejor electroestimulador que se adapte a tus necesidades comprar un electroestimulador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados

También te puede interesar

-67%
1,00 
12,95 
12,95 
-45%
10,90 
-19%
325,00 
25,00 
60,00 
-40%
6,00 

Un comentario de “Crioterapia casera. Cómo tener tu estación de frío en casa

Abrir chat
1
¡¡¡Hola!!!
¿Estás buscando algún producto y no tienes claro cuál es el que necesitas?

¿Quieres que te ayude?