logo dsf
Que electroestimulador comprar

Categorías de productos

El hierro en sangre bajo es malo pero el hierro alto es peor que el colesterol elevado

Tener hierro alto es peligroso. Más que tener hierro bajo o colesterol

Muchas personas se preocupan de sus niveles de colesterol de manera regular (cuando está más que demostrado que tener el colesterol alto no tiene un impacto significativo en la salud cardíaca), pero son pocas las personas que se preocupan al tener el hierro alto y no le dan importancia a su nivel de ferritina sérica (hierro almacenado).

¿Sabes para qué sirve el hierro en sangre?

¿Conoces cuál es su función?

¿Te gustaría descubrir cómo aumentar o reducir los niveles de hierro en sangre?

El hierro bajo es malo pero… ¿sabías que tener el hierro alto puede ser incluso peor que el colesterol elevado?

Aunque nuestro cuerpo necesite bastante hierro para mantenerse saludable, tener niveles elevados del mismo se ha relacionado con enfermedades como el cáncer, enfermedades cardíacasneurodegenerativas, artritis gotosa (gota) y muchos otros problemas de salud.

Hoy te enseñaré más acerca de los efectos de este mineral en tu cuerpo y trataré sobre los casi desconocidos riesgos de tener los niveles de hierro alto.

¿Qué función cumple el hierro en la sangre?

El hierro es un elemento vital en nuestra sangre que se encarga de transferir oxígeno a los tejidos. La hemoglobina contiene también hierro en el núcleo y este se une al oxígeno. Ese oxígeno es el que llega a los tejidos.

Sin oxígeno, nuestras células morirían y no sería posible la vida.

Si el hierro no está estabilizado en la sangre, no llega oxígeno a los tejidos por lo que las células comienzan a morir rápidamente.

Por eso es tan importante tener unos niveles adecuados de hierro en sangre, especialmente para los deportistas que necesitamos la máxima cantidad de oxígeno para la recuperación muscular y el desempeño del ejercicio físico.

Sin hierro en sangre a unos niveles adecuados, nuestras células no reciben oxígeno y mueren

Además el hierro es parte esencial de distintas proteínas y encimas y forma parte de la producción de energía, la función endocrina, la función inmunológica y el metabolismo.

Debido a que el hierro interviene en tantas funciones importantes dentro de nuestro organismo, niveles bajos de hierro o anemia causada por bajos niveles de hierro puede provocar serios problemas de salud.

Deportistas y suplementación de hierro

Como hemos mencionado anteriormente, este mineral es esencial para el transporte de oxígeno a los músculos, y la buena oxigenación muscular está directamente relacionada con un aumento del rendimiento deportivo (cuanto más oxígeno llegue a los músculos, mejor recuperan y mayor rendimiento deportivo puede desarrollar el atleta)

Por esta relación directa entre hierro y mejor desempeño muscular especialmente en deportes de resistencia, es habitual encontrar a deportistas que están muchos meses del año suplementándose con hierro sin saber el peligro y las consecuencias que esto puede acarrear.

Si un bajo nivel de hierro es malo (anemia, mala oxigenación muscular, fatiga) un nivel alto de hierro en sangre puede ser mucho peor.

¿Qué ocurre cuando hay exceso de hierro? (Hemocromatosis)

El cuerpo tiene facilidad para expulsar algunos elementos que tiene en exceso como por ejemplo las vitaminas hidrosolubles B1, B6, B12, C… que se excretan sin gran dificultad por la orina.

Sin embargo con el hierro no ocurre esto ya que el cuerpo humano tiene una capacidad reducida para eliminarlo. Por ello existe un alto riesgo de que el exceso de este mineral se acumule fácilmente en órganos como el hígado, corazón y páncreas.

La acumulación de hierro en nuestros órganos es altamente peligrosa ya que es un potente oxidante que tiene la capacidad de poder dañar los tejidos y contribuir a una variedad de problemas de salud como cirrosis, hepatitis C, cáncer, arritmia, enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, artritis gotosa, Alzheimer y obesidad entre otros.

El exceso de hierro en sangre aumenta la oxidación y el daño tisular.

El exceso de hierro destruye tus mitocondrias y afecta al corazón

Diferentes estudios han confirmado que el exceso de hierro daña la función mitocondrial y las células musculares del corazón.

También se pudo comprobar en esa misma investigación que un alto nivel de hierro en sangre promueve la apoptosis (muerte celular programada de las células enfermas y desgastadas) y la ferroptosis en los cardiomiocitos (muerte de las células que dependen o están reguladas por el hierro)

Los cardiomiocitos son células musculares situadas en el corazón que se encargan de generar y controlar las contracciones rítmicas. Son las responsables de mantener un ritmo cardíaco saludable.

El exceso de hierro en sangre puede afectar la función cardíaca y provocar disfunción mitocondrial, acelerando la muerte de las células musculares en el corazón.

¿Cómo detecto si tengo el hierro alto o bajo?

Con una prueba de Ferritina sérica es suficiente. En ella se detecta la cantidad de hierro que tienes en sangre.

La Ferritina en hombres adultos y mujeres post menstruales se mueve en niveles de 30 a 40 nanogramos por mililitro (ng/mL) o de 75 a 100 nanomoles por litro (nmol/L).

Pero para estar más seguro de que todo está correcto, aparte de la Ferritina también puedes pedir a tu médico que te mande a controlar la gamma-glutamil transpeptidas (conocida como GGT)

Este marcador indica si existe exceso de hierro en tu cuerpo. Aunque no es su única función ya que también te avisa de mucha cosas que pasan dentro de ti.

Es un indicador que está relacionado con:

  • la enfermedad renal crónica
  • enfermedad cardiometabólica
  • resistencia a la insulina
  • y es un gran indicador de riesgo de muerte súbita cardiaca

Los indicadores de GGT por debajo de 16 unidades por litro (U/L) en hombres y por debajo de 9 U/L en mujeres están dentro de los parámetros normales.

Si tus niveles de GGT están por encima de 25 U/L en hombres y 18 U/L en mujeres, tienes un elevado riesgo de padecer algún tipo de enfermedad crónica.

Tener la Ferritina y la GGT compensada es importante

La Ferritina y la GGT van de la mano. Por ello si tienes la GGT baja y la Ferritina está elevada, puede ser un buen marcador.

Si tienes unos niveles de GGT bajos, podríamos decir que en gran parte estás protegido, incluso si tienes un poquito elevada la Ferritina. Aun así, sería es recomendable tomar medidas para tratar de el nivel de Ferritina hasta estar dentro de los valores recomendados.

Sin embargo, si tienes una Ferritina baja pero tus niveles de GGT son elevados, debes de poner remedio lo más urgente posible para llevar esos valores al rango correcto.

También es importante recordar que necesita ambas pruebas para confirmar la ausencia de intoxicación por hierro.

Si tienes estos marcadores alterados es recomendable llevarlo cuanto antes a los «rangos normales».

Más marcadores que indican que tienes el hierro alto

Aparte de los ya mencionados, habría que tener controlados otros marcadores como el TIBC (Total Iron Binding Capacity) o en español es CTFH (Capacidad Total de Fijación del hierro) que indica la capacidad de la Transferrina para transportar hierro en la sangre.

LA TIBC es un biomarcador indirecto de la cantidad de Transferrina en la sangre.

Con el que podríamos identificar:

Por otro lado tenemos la Transferrina, en la que aparte de posibles deficiencias como las descritas anteriormente, se pueden detectar:

  • Hemosiderosis, Hemocromatosis o Sobrecarga de hierro
  • anemia
  • desajustes con la alimentación
  • deficiencia de proteínas
  • y falta de algunas vitaminas del grupo B

Este marcador también puede aparecer elevado debido a intoxicación por metales pesados tipo plomo, valores bajos por una infección crónica y en embarazadas durante el tercer trimestre.

¿Qué puedo hacer si tengo el hierro bajo o elevado?

Un exceso de hierro se puede regular de varias maneras.

Desde donaciones de sangre programadas a lo largo del año hasta un control nutricional meticuloso para regular la cantidad de hierro total que se ingiere a través de la dieta.

Pero lo ideal es localizar cuál es el motivo por el que tu cuerpo almacena hierro en exceso y corregir el problema.

Tres estrategias nutricionales para bajar el hierro

La primera sería evitar tomar juntamente alimentos ricos en hierro con aquellos ricos en vitamina C ya que esta vitamina aumenta la síntesis de hierro en el organismo.

Otra sería evitar consumir alcohol ya que esto también aumenta la absorción de hierro. Por ejemplo comer un filete de ternera y beber vino hace que tu cuerpo retenga más hierro del que necesita.

Por último puedes añadir en forma de aliño a tus ensaladas o comidas la cúrcuma (también tomarla en infusiones) o bien tomarla como suplemento. La cúrcuma actúa como quelante del hierro y podría ser muy útil para bajar los niveles de hierro en sangre.

¿Y para subir los niveles de hierro?

Para aumentar la cantidad de hierro en sangre puedes tomar algún suplemento de este mineral junto con vitamina C, siempre bajo la recomendación y el seguimiento de tu médico.

En estos casos siempre debe ser tu médico quien te indique qué es lo correcto y qué es lo que debes de tomar o evitar.

Revisa tu hierro una vez al año

No está de más hacer una revisión completa una vez al año.

Una analítica de sangre completa te dirá si estás por encima, por debajo o dentro de los valores recomendados de hierro.

No olvides realizar tus revisiones periódicas.

Si tienes alguna duda, déjala en los comentarios.

Sé Feliz

Pedro García

Fuentes consultadas:

https://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2019/01/09/toxicidad-por-exceso-de-hierro.aspx https://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2020/01/22/exceso-de-hierro-destruye-las-mitocondrias.aspx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

sabias que el magnesio quita los calambres
Aeróbico

Sabías qué… ¿Por qué cuesta mantenerse delgado con la edad?

Al hacernos mayores, las hormonas que se encargan de estimular al cuerpo para convertir las proteínas en músculo, van disminuyendo. Además, a esto hay que sumar que a más mayores, más sedentarios nos convertimos, puesto que cada vez tenemos menos tiempo y a la vez nos volvemos más cómodos.

El remedio para todo esto pasa por un buen plan de entrenamiento. Por ejemplo el trabajo de fuerza en el gimnasio con la ayuda de las pesas,te ayudará a crear más masa muscular independientemente de la edad que tengas. De esta manera y junto a una rutina de ejercicios aeróbicos al menos dos veces por semana, activarás tu metabolismo y podrás mantener el peso controlado.

Leer más »
frecuencia cardiaca en reposo o pulso base en www.deporteysaludfisica.com
cansancio

La Frecuencia Cardíaca en Reposo, un indicador de la asimilación del entrenamiento

La frecuencia cardíaca en reposo es el número de pulsaciones mínimas que tu corazón puede dar cuando estás tranquil@ y relajad@.

La frecuencia cardiaca de reposo es un fantástico indicador de cansancio o de fatiga, y cuando este indicador está alterado te está avisando de que algo no va bien.
Si sabes interpretarlo correctamente, evitarás el sobreentrenamiento.

Conoce las dos mejores maneras de tomar tus pulsaciones en reposo, y qué debes de hacer si tu pulso te indica que no has asimilado el entrenamiento del día anterior.

Leer más »
evita comer algo dulce con chocolate
Dieta

Un truco para no caer en la tentación

Cuando tengas la tentación de tomar algo dulce, toma chocolate con alto porcentaje de cacao, por encima del 60%. Tómalo muy pero muy despacio. Saboréalo. Mándalo de un lado a otro de la boca. Intenta retenerlo el máximo tiempo posible en la boca.

Leer más »