Titan desert etapa maraton. El transportin

Titan Desert. Expeciencias de un finisher. Etapa 2. La etapa Maratón.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+8Pin on Pinterest1Share on LinkedIn10

En el artículo anterior hemos visto el resumen de la primera etapa de la Titán Desert 2014 donde te contaba algunos trucos que te serán útiles si vas a realizar esta prueba por primera vez. Continuamos con la segunda etapa y te sigo contando más trucos que te ayudarán.

La segunda etapa fue la etapa maratón.

Ruta: Midelt – Gourrama

Distancia Etapa: 136,830 km

Desnivel Acumulado: 2.421m

Terreno: Pistas de montaña pedregosas que mejoran a partir de la segunda parte de la etapa

Las Claves de Etapa: Una jornada muy larga, variada. El punto clave será un gran cañón en el kilómetro 100 de la etapa, 7 kilómetros de mucha dificultad que serán determinantes en el desarrollo del día.

 titan desert 2014 perfil etapa 2

En esta etapa teníamos que llevar todo lo que íbamos a necesitar ese día y el día siguiente, es decir; ropa, saco de dormir, colchón hinchable, suplementación, higiene personal, higiene para la bici, aceite para la cadena… Al final de esta etapa no tenemos ni mecánicos, ni duchas ni ningún tipo de asistencia. Solamente nos dan de comer, de beber y un lugar para dormir. Tenemos que ser autosuficientes. Como yo era novato y no quería que me faltase nada, me daba mucho miedo llevar exceso de peso en la mochila y sobre todo lo que no quería era pasar frío, ya que íbamos a dormir a casi 2.000 metros de altura, con temperaturas posiblemente por debajo de cero grados. Por este motivo elegí un saco de dormir que resistiera por debajo de cero grados. Otros compañeros se pillaron el saco de dormir de Decatlón, un saco que no ocupa nada, pero que solamente sirve hasta temperaturas de 15 grados centígrados. Por debajo de esa temperatura… puedes pasar frío.

Esa noche yo no pasé frío. Dormí muy bien y descansé. Hubo gente que sí que pasó frío, y otros que con el saco fino de Decatlón más una sábana que también venden en esta misma tienda para poner dentro de este saco y que además ocupa muy poco, tampoco pasó frío. Yo creo que me pasé con el saco que llevé y que era muy grande. Pagué la novatada.

Con el saco de Decatlón o uno similar, de esos que tan poco ocupan, más la sábana interna, más una sábana de aluminio de emergencia, de estas que llevan en las ambulancias y le echan a los heridos para no pasar frío, o para que no les dé el calor (que por cierto es obligatoria llevarla siempre en la Titán Desert tanto para retener el calor como para repelerlo. Según la cara que pongas hacia fuera, cumple una función u otra)  con esto creo que es más que de sobra y no se pasa frío. Tomad nota porque no hace falta tanto.

Mira esta foto. Titan Desert etapa Maraton

Aquí está el tío, que parecía que me iba de boda, como decía Salva de Compex jajaja. Ciertamente me pasé y pagué la novatada de mi primera Titán. Espero que a vosotros no os pase. Lo que sí que me vino muy bien para no cargar la espalda, fue el transportín. Pesa poco, ocupa muy poco y se puede colocar sin instalación alguna en la tija del sillín. Muy fácil de llevar y alivia de peso la espalda. Lo podéis encontrar también en Decatlón y no sale muy caro, unos 15€.

Otro detalle muy importante a tener en cuenta es que el colchón hinchable; hay que hincharlo y probarlo antes en casa para ver si está bien o no. Normalmente, en esta compra no se invierte mucho dinero ya que es un simple colchón de playa que se compra en una tienda de “todo a un euro” y listo, pero si eres de los que necesitan dormir blandito, es importante que compruebes en tu casa que el colchón está ok ya que allí arriba más de uno se dio cuenta de que su colchón estaba pinchado, entre ellos mi compañero Yago Sardina. Los grandes de la Titán Desert como por ejemplo Milton Ramos, no necesitan colchón para dormir. Ellos se hacen su cama en el suelo, en las mantas de la jaima y duermen sin problema. Quitan las posibles piedras que hubiera debajo y listo. A menos necesidades, menos peso llevas en la bici ese día.

Con respecto al colchón, recordar también que aunque sea una pieza temporal que después de esa noche lo vas a tirar, sobre todo no olvides cuál es su función;  te va a ser útil para dormir blandito y cómodo.

Si eres algo “delicado” a la hora de dormir, puede que las ondulaciones que tienen este tipo de colchones no sean cómodas para coger el sueño. Hay colchones que son totalmente lisos en la parte de arriba. Igual pesan unos gramos más que los colchones normales, pero es preferible llevar unos gramos más en la bici y descansar por la noche.

Si eres delicado para dormir, busca un colchón con la parte de arriba lisa.

Te dejo unas fotos de ambos colchones.

Este sería el típico colchón de playa con ondulaciones. Pesa poco pero puede resultar algo incómodo para dormir.

colcón hinchable ondulación

Y este otro uno que tiene la parte de arriba lisa. Es bastante más cómodo que el anterior pero pesa un poquito más.

colchon playa liso

Sabiendo esto y conociéndote a ti mismo, ya sabrás cuál es el colchón que mejor te puede venir para pasar esa noche.

 

 

Aquí te dejo un video sobre cómo va el transportín en la bici, justo la tarde antes de la etapa maratón.

 

En cuanto a la etapa… al principio tenía una estrategia clara. Como hay tres avituallamientos más o menos cada 40 km, en el primero no paraba ya que con el agua de salida tenía suficiente para llegar hasta mitad de carrera. En el segundo rellenaba solamente los botes y en el tercero llenaba botes y camelbak. En la primera etapa esto me fue muy bien, pero en la segunda, no leí bien la advertencia que decía;

Las Claves de Etapa: Una jornada muy larga, variada. El punto clave será un gran cañón en el kilómetro 100 de la etapa, 7 kilómetros de mucha dificultad que serán determinantes en el desarrollo del día.

Y bueno… estos siete kilómetros se me hicieron eternos. Tardé casi una hora en atravesar la zona técnica, que era un cañón y además lo hice sin agua. Llegué a ver a un participante refrescarse en un charco del cañón ya que hacía un calor impresionante. Casi una hora tardé en cruzarlo. Íbamos a 8-10 km por hora en esa zona. Era de piedra suelta grande y afilada  y con muchas curvas. De verdad que la imagen del cañón era espectacular, pero cuando ya llevaba media hora, me daba el sol de lleno y no tenía agua, sin nadie por delante ni por detrás a la vista… comencé a marearme y a preocuparme un poco. Esto fue decisivo porque me hizo llegar al último avituallamiento líquido totalmente apajarado, ¡¡¡y quedaban todavía  40 kilómetros  para llegar al campamento, y todos cuesta arriba!!!. Este día lo pasé muy mal. Además, tanto tiempo en el cañón me quedaron los glúteos más doloridos de la cuenta. Llegué arriba con con el culotte pegado a la carne, todo ensangrentado. Decir que este día ya me puse dos culottes y esto me alivió bastante el dolor, pero así y todo, 10 horas y con ese terreno que me encontré, me hicieron mucha pupita.

Muchos en esta etapa maratón, para ahorrar peso en la mochila lo que hacen es que al llevar dos culottes puestos, el que va por la parte de fuera al día siguiente sirve para ponértelo por la parte de dentro, y el que va por dentro, al día siguiente va por fuera. Así se ahorra peso dentro de la mochila.

Un último consejo para este día. Lleva una lista hecha desde casa con las cosas que vas a echar en la mochila y en el transportín, para que no te pase como a mí, que cuando estaba arriba deshaciendo el transportín y la mochila me encontré dos maillot extra, dos pares de calcetines, dos paquetes de toallitas húmedas… jejeje. Un auténtico novato.

Las toallitas húmedas son muy útiles para limpiar la cadena y la bici una vez finalices la etapa maratón. Que no te falten. También te servirán para asearte este día. Pero no hace falta que lleves un paquete industrial de toallitas. Los hay de 20 unidades y muy pequeñitos, que ocupan poco. Por supuesto ese día lleva un botecito pequeño de lubricante para engrasar la cadena. Que sea cera.

También vino muy bien un pequeño plumi y unas perneras para cenar y desayunar. Esa tarde-noche y al día siguiente por la mañana en el desayuno, hizo mucho frío. Seguimos teniendo presente que la Titán Desert no es solamente la carrera. Es cada momento. Tenemos que ser precavidos y cuidarnos porque las defensas en estas etapas tan largas pueden caer mucho. Podemos aumentar la posibilidad de coger un enfriamiento debido al esfuerzo físico que estamos realizando. Siendo precavidos evitamos constiparnos, que todavía quedan muchos días. El plumi es una prenda que ocupa poco y abriga mucho. Algunos se ponían el saco de dormir por encima en forma de manta cuando estuvimos cenando y desayunando. Lo dejo a tu elección.

Te dejo con el video de la segunda etapa Maratón, justo antes de llegar arriba al campamento y cuando llevaba 10 horas de ruta.

 

También te quedo el resumen de Teledepote de la segunda etapa de la Titán Desert 2014.

Este día llegué al campamento muy muy dolorido. No podía ni sentarme en una silla. Realmente estaba tocado. Me preocupaba mucho el estado de las heridas de los glúteos, que este día se habían hecho más grandes incluso con dos culottes y además, había llegado a meta echando mucha sangre y con las heridas pegadas al culotte. Traté de cenar todos los hidratos que pude y de ir a descansar lo más rápido posible. Antes de la cena me aseé un poco con las toallitas húmedas y la bici la dejé para la mañana siguiente. Lo importante en esos momentos era descansar cuanto más mejor. Después de asearme estuve más de 45 minutos esperando a que el médico pudiera atenderme para poder curar las heridas de los glúteos. El motivo de tardar tanto tiempo es sencillo, tienen preferencia las urgencias que no dejaban de llegar; personas que llegaban mareadas, o que las traía la ambulancia por caída, o que les había entrado diarrea y no tenían fuerza casi para mantenerse en pie, o deportistas que se habían quedado totalmente agotados y necesitaban ser reanimados. En estos casos hay que ser buen paciente y esperar cuando te toque ser atendido.

Me fue a dormir pensando positivo; “mañana el culete tiene que estar bien para salir“. Me repetía esto una y otra vez, porque realmente tenía mucho dolor y al día siguiente tocaba la etapa más larga. 150 kilómetros.

Nos vemos en el siguiente artículo con la tercera etapa de la Titán Desert 2014.

Sed felices

Pedro García

Equipo Compex Titan Desert 2014 en Marruecos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+8Pin on Pinterest1Share on LinkedIn10

Pedro García

Comencé a realizar deporte en 1985 en el colegio. Futbol, Baloncesto y Balonmano y Voleibol los practicaba asiduamente. En 1988 mis padres me regalaron una bicicleta y comecé una apasionante andadura que me llevó a representar a España en distintas paralimpiadas (Barcelona 92 y Atlanta 96) campeonatos del mundo, campeonatos de europa y distintos eventos dentro del grupo de tandems de la ONCE. Mi función era piloto de tandem. También corría a título indidual en distintas pruebas a nivel nacional. Con el paso del tiempo me ha gustado y apasionado el deporte y lo relacionado con el aumento de forma y rendimiento, llegando a un profundo conocimiento de los electroestimuladores y la nutrición aplicada a aumentar el rendimiento, la fuerza y la resistencia. Y para compartir mis conocimientos, decidí crear este blog. Espero que os guste y sobre todo que os ayude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *