Titán desert 2014.3ª etapa

Titán Desert. Experiencias de un Finisher. 3ª etapa. La etapa más larga de la historia.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+3Pin on Pinterest3Share on LinkedIn5

Como cada mañana, la vida en el campamento de la Titán Desert comienza a las 6.00, hora local. Suena la música, nos levantamos, vamos al desayuno, hacemos nuestras necesidades, nos lavamos los dientes, hacemos la maleta y la subimos al camión (menos en la etapa maratón que no hay maleta ninguna ni ningún tipo de asistencia).

Este video y este consejo va sobre la forma correcta de “lavarse los dientes”.

Cuando vamos a un país que no es el nuestro e incluso a una ciudad que no es la nuestra, tenemos aprendido que hemos de estar alerta con el agua, ya que puede tener bacterias que nos produzcan diarrea. No quiere decir que esta agua sea peor que la que nosotros tomamos normalmente, sino que es diferente, y esa diferencia es posible que no la toleremos bien. En la Titán Desert se tiene mucho cuidado con el agua. Nadie bebe de ninguna botella que ofrecen los niños con toda su buena intención cuando se pasa por los pueblos, por supuesto nadie bebe otro agua que no sea la que está embotellada, algunos suben un grado más y no toman ni lechuga ni tomate ni té ni café, ya que puede que esté hecho o haya sido limpiada con agua que no toleramos (aunque toda el agua que se usa en la cocina de la Titán Desert está descontaminada) y esto nos provoque una diarrea, cosa que nos deshidrataría y nos restaría fuerza durante varios días. Pues bien, a pesar de estar alerta de todos estos detalles, hay personas que caen en un gran error. No toman café ni te, ni nada de verdura que haya sido lavado con agua, y por supuesto beben siempre agua embotellada, pero al lavarse los dientes, se los enjuagan con el agua del campamento. Esto es un gravísimo error. Una vez que las bacterias entran en tu boca, es muy fácil que bajen al estómago por ejemplo en la saliva, y que esto provoque un cuadro de diarrea. Por favor, tanto si vas a correr la Titán Desert como si vas de vacaciones a un país extranjero y quieres estar todos los días haciendo “caca dura”, no te enjuagues los dientes con agua del grifo. Mejor con agua embotellada. Siempre con agua embotellada. Tampoco limpies el cepillo de dientes con el agua del grifo. Siempre con agua embotellada.

Echa un vistazo a este corto video en el que hablo sobre ello.

Pasamos a comentar la tercera etapa de la Titán Desert.

La tercera etapa fue la más larga de toda la historia de la Titán Desert hasta la fecha .

 

Ruta: Gourrama – Boudnib

Distancia Etapa: 146,170 km

Desnivel Acumulado: 1.134m

Terreno: Pistas variadas, con una parte de montaña y después grandes llanuras.

Las Claves de Etapa: La etapa más larga, sin dificultades técnicas. Pistas en buen estado y un desnivel favorable. Un día marcado por la gran cantidad de kilómetros a completar. El viento puede ser un aliado o un enemigo.

 

 Titan Desert perfil etapa 3

Por suerte, esa mañana me desperté bien. El dolor de los glúteos se había calmado. Eso significaba que podía al menos salir esa etapa. Con dolor, pero podía salir.

Esta fue la etapa más larga que hasta el momento se ha disputado en la Titán Desert. Fueron casi 150 km, gran parte de ellos favorables y con poco aire hasta la última parte de la ruta. Tuvimos unas vistas espectaculares con las que quedé maravillado. Algunas veces me preguntaba, cómo la naturaleza ha sido capaz de hacer unos terrenos tan espectacularmente bellos en un territorio tan hostil. Mirad por ejemplo una de ellas. Qué bajadas tan infinitas,  he de decir que la subida algunas veces también parecían infinita…

 

 

Si vas a participar en la Titán Desert, quieres saborear cada momento que te ofrece la carrera, cada paisaje, tu objetivo es disfrutar la aventura y vivir la experiencia y quieres acabarla en tiempo, algo que te vendrá muy bien será ir controlando la media. Normalmente, la organización da un tiempo para terminar la etapa. En este día, con 150 kilómetros teníamos 12 horas para entrar dentro de control. Eso es más o menos unos 12 km/h de media. Pon en el cuentakilómetros la media y ve controlando. Intenta restar el tiempo que estás parado, no sea que esta media no te salga bien. En el gps te vendrán bien las indicaciones de brújula, distancia hasta el siguiente avituallamiento o paso de control y distancia total hasta meta. Este tipo de información es muy útil en este tipo de carreras. Recuerda, controla el tiempo que estás parado para que la media que marca tu cuentakilómetro sea más o menos correcta. Es bueno llevar un cuentakilómetros aparte del gps por una razón muy sencilla. Algunos gps como el garmin etrex 30 que yo llevaba, incluso estando parado te cuenta como si estuvieras andando unos metros. Esto te puede llevar a error a la hora de calcular los kilómetros que llevas. Por eso es mejor un cuentakilómetros aparte, para que cuando estés parado, no marque nada. Esté a cero. Que solamente marque cuando estés en movimiento. Cuantos más precisos sean los datos que tenemos, mucho mejor. Hay que tener en cuenta que el Roadbook que cada día nos dan te da indicaciones puntuales sobre los kilómetros exactos de la ruta. Si la información acerca de los kilómetros que llevas no es correcta, podemos tener un problema de orientación. Recuerda que el Roadbook es el librito de ruta que nos da la organización y que indica por dónde tirar en cada cruce, qué camino elegir, nos avisa de los peligros en la ruta…

 Roadbook Titán Desert

Fue en esta etapa cuando conocí a Rubén Fernández, un compañero de ruta que ha sido una pasada. Es nada más y nada menos que piloto de rallyes, campeón de Aragón y de Cataluña, y subcampeón de España. El sería quien me enseñara arubén Fernandez Titán Desert pasar sobre las dunas sin quedarme clavado en ellas, pero será más adelante cuando os cuente más sobre estos trucos para “volar” sobre la arena del desierto.

Realmente es muy gratificante y alentador el tener una persona que lleva el mismo objetivo que tú, disfrutar en cada momento, en cada pedalada, se cada vista que la carrera nos ofrece, poner la consciencia en aquello que estás haciendo y disfrutar cada momento. Es muy importante este detalle si quieres hacer una buena Titán Desert, no seguir un grupo que te saque el pellejo en cada repecho, sino tratar de encontrar el ritmo en el que te encuentres cómodo, tanto si es subida como si es bajada. Si tu objetivo es competir y quedar cuanto más arriba mejor, ya sabes entonces lo que hay que hacer.

Esta sería una etapa fácil hasta el kilómetro 107. Hasta ese momento, quitando los primeros 20 kilómetros de salida que fueron subida, todo sería con terreno favorable y con el aire a favor. Se rodó muy rápido en este día. El problema vino en ese kilómetro 107, que se giró casi 150 grados  a la derecha y comenzó a dar el aire muy fuerte de cara. Además, el terreno se volvió arenoso, cosa que dificultaba el pedaleo. Todo esto junto al calor, hicieron que los últimos 40 kilómetros fueran realmente duros.

Mira esta secuencia de imágenes, para que te hagas una idea de cómo de ventoso y caluroso puede ser un paseo en bici por el desierto.

Se ve a lo lejos que se están formando hasta tres pequeños remolinos.

remolino 1 Titan desert

Nos vamos acercando a esta zona cada vez más y seguimos haciendo unas fotos. Es muy curioso tener uno tan de cerca, un pequeño tornado de unos 15 metros de ancho. Realmente bonito. Se ve como al fondo se está tragando a alguno de los participantes que iba por delante. Creemos que salio de ahí poque al final del día no faltó nadie en el campamento.

remolino 2 en la Titán desert

Cada vez más cerca, voy presumiendo y haciéndome fotos. Sin darle importancia a lo que tengo delante.

remolino 3 en el desierto de Marruecos Titan Desert

Cada vez más cerca.

Remoino 4 Titan Desert

Hasta que de repente, cuando parecía que se iba a apartar del camino, da un giro brusco y se viene hacia nosotros. Una finísima capa de arena nos sacude con mucha fuerza y nos tira de la bicicleta, obligándonos a echar el pie a tierra hasta que pasó del todo. Parecía pequeño, pero tenía fuerza, muchísima fuerza, más que suficiente para tirarnos de las bicicletas. En el último momento antes de caer al suelo, Rubén echa una foto. Por cierto, cuidado con las cámaras de foto dentro de este tipo de tornados. La arena fina entra en todos lados y la estropea. Esto le pasó a Rubén con su cámara. Esta fue la última foto que echó. Al llegar al campamento teníamos arena hasta la parte más oculta de nuestro cuerpo. Por suerte esto ocurrió al final de la etapa ya que si hubiera pasado al principio, el llevar tanta arena en nuestro cuerpo hubiera sido muy peligroso porque hora tras hora y pedalada tras pedalada, esa arena rozando con la piel actúa como una lima y llega a hacer heridas. Ojo con la arena que es cosa seria y peligrosa. 

remolino 5 Titán Desert

 

En esta etapa comenzó a dolerme la rodilla izquierda por dos motivos que tienes que tener tú también en cuenta:

El primero era porque al tener el culo tan dolorido y con heridas, pasaba mucho tiempo de pie y no me daba cuenta que la mayoría de las veces descansaba sobre la misma pierna, la pierna izquierda. Esto hizo que en esta etapa se me cargara un poquito la rodilla.

El segundo motivo, y atentos a esto, fue el doble culotte. Al llevar dos culottes, la presión que hacía la goma elástica sobre mi cuádriceps era superior a la que yo estoy acostumbrado. Esto, pedalada tras pedalada me provocó una pequeña contractura que día tras día se haría más grande, llegando incluso a poner en peligro el finalizar la prueba. Como he comentado en el primer artículo de la Titán Desert , si queréis utilizar dos culottes podéis hacerlo, e incluso es recomendable, pero por favor en esta prueba no hagáis experimentos. Traed los experimentos hechos desde casa. Entrenad con dos culottes para que las piernas se acostumbren a esta presión y a la altura del sillín. Así no os encontraréis ninguna sorpresa durante la Titán Desert.

 Titan Desert etapa 3

Te muestro un pequeño aliciente para que no te entren ganas de retirarte en la Titán Desert, o al menos pienses en ello si pasa por tu mente la idea de llegar al campamento en el coche escoba. Si te vas a retirar y quieres mucho a tu bicicleta, piensa que ésta viajará en camión una vez pongas pie en tierra, junto a las del resto de los competidores que se retiren. En el camión irán todo lo ordenadas posibles, pero unas junto a otras. Bicis de miles de euros, unas al ladito de la otra. Muy, muy muy juntitas. Con los baches de los caminos, el sol, el polvo… Antes de retirarte, piensa que tu bicicletita irá en estos camiones. Si la quieres mucho, aprieta los dientes y dale fuerte a los pedales hasta el próximo campamento. Allí podrás reponer energías para el día siguiente y descansar.

Camión escoba Titan Desert

Estos días de tanto calor y con etapas tan largas, también se nos caldea la planta del pie. En el video de la primera etapa comentaba que la vaselina me venía muy bien para la planta del pie. Esto disminuye el caldeo de estos días tan calurosos.  Yo me echaba un poquito de vaselina en la planta de los pies en la salida y en el segundo avituallamiento. Cuidado, mucho cuidado con la vaselina de que no se te caiga al suelo y se llene de tierra. Si esto ocurre y te la aplicas, puedes hacerte alguna herida con las piedrecitas o arena que se queda pegada. Ojo y mucho cuidado. El amigo Jon García probó la vaselina durante la etapa tercera. Te dejo un video.

Aunque la Titán Desert está hecha principalmente para rodar, siempre hay tramos técnicos de alta dificultad. Dependiendo de tu pericia o de los reflejos que tengas en cada momento, podrás pasar el tramo técnico montado en la bici o caminando. Cuidado con la confianza en uno mismo. Algunas veces nos juega malas pasadas. Sin ir más lejos, en la jaima que tenía al lado, de los tres chicos que dormían en ella había dos con el brazo inmovilizado. Se habían caído en dos distintos tramos técnicos tanto de la primera como de la segunda etapa. Se confiaron de que podían pasarlo montado en la bici pero como ellos mismos confesaron, los reflejos les fallaron y cayeron al suelo.

Hay que tener en cuenta que aunque sea una carrera organizada, los servicios sanitarios pueden llegar a tardar hasta dos horas ya que alguien tiene que acercarse al siguiente punto de control y avisar de que hay un herido que necesita asistencia, y una vez informado los servicios médicos, hay que esperar otro ratito hasta que llegan al punto exacto de la caída.

Te dejo un video de la tercera etapa ya cercanos al campamento y antes de encarar un tramo técnico, con más de 9 horas de carrera y unas vistas espectaculares.

Por último aquí tenéis el resumen de la tercera etapa. En este día aprendí que el perfil que te da la organización, está perfectamente detallado y es totalmente correcto. Lo que dice que es subida, es subida, y lo que dice que es bajada, es bajada. Lo que sucede algunas veces es que el terreno y sobre todo el viento, pueden hacer de una etapa que a priori parece sencilla, se convierta en un día muy duro. Así y todo piensa que 150 kilómetros, por muy fácil que parezca el terreno siempre van a ser duros. Son muchas horas y en tanto tiempo puede pasar de todo.

Si vas a realizar la Titán Desert con el objetivo de pasártelo bien, guarda siempre un poco que energía y ve reservando. No sabes con qué terreno puedes encontrarte ni cómo de fuerte o débil, favorable o en contra puedes encontrarte el viento. O de cuánta arena te puedes encontrar por el camino. La arena muchas veces es una trampa que psicológicamente, te machaca.

Te machaca porque te hace ir a 10 o 12 km por hora. A esa velocidad, los kilómetros pasan muy muy muy despacio. Miras el reloj, ha pasado media hora y tan sólo recorriste 5 kilómetros… La cabeza piensa de todo. Sé fuerte y piensa que eso no puede durar siempre. Hay que llegar al campamento. Piensa siempre en positivo.

Te dejo un video con el resumen de la tercera etapa.

Te dejo también el video de teledeporte de la tercera etapa. Este día ganó Oscar Pujol, profesional de la carretera. 

Nos vemos en el siguiente artículo en el que os contaré las peripecias de la cuarta etapa de esta Titán Desert 2014, la Titán más larga de la historia.

Se feliz.

Pedro García.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+3Pin on Pinterest3Share on LinkedIn5

Pedro García

Comencé a realizar deporte en 1985 en el colegio. Futbol, Baloncesto y Balonmano y Voleibol los practicaba asiduamente. En 1988 mis padres me regalaron una bicicleta y comecé una apasionante andadura que me llevó a representar a España en distintas paralimpiadas (Barcelona 92 y Atlanta 96) campeonatos del mundo, campeonatos de europa y distintos eventos dentro del grupo de tandems de la ONCE. Mi función era piloto de tandem. También corría a título indidual en distintas pruebas a nivel nacional. Con el paso del tiempo me ha gustado y apasionado el deporte y lo relacionado con el aumento de forma y rendimiento, llegando a un profundo conocimiento de los electroestimuladores y la nutrición aplicada a aumentar el rendimiento, la fuerza y la resistencia. Y para compartir mis conocimientos, decidí crear este blog. Espero que os guste y sobre todo que os ayude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *